MAR DEL PLATA (ADNSUR) - El homenaje a Néstor Kirchner que eligieron jóvenes de Mar del Plata con apoyo de un grupo de artistas, quienes pintaron un enorme mural en la Rambla de la ciudad, desató la polémica y terminó con una denuncia en la justicia

Los jóvenes, para conmemorar el décimo aniversario de la muerte del expresidente, estamparon su rostro con pintura negra en el lugar, en una pintura que mide unos 30 metros de alto. 

La intervención del grupo Aluvión, que se concretó durante este viernes, disparó la reacción de autoridades municipales al advertir que la expresión artística se plasmó sobre la rambla, que está considerada patrimonio nacional.

Según detalló La Nación, desde la comuna dejaron trascender que presentarán una denuncia penal por el daño realizado y elevarán un informe de lo ocurrido a la Comisión Nacional de Monumentos, donde consta que desde hace 21 años (decreto 349/99) está considerado patrimonio histórico nacional el denominado Complejo Casino y sus adyacencias, construidos a mediados del siglo pasado a partir de un diseño de Alejandro Bustillo.

"Néstor, 10 años: #InsoportablementeVivo", se tituló la obra que plasmó el grupo juvenil Aluvión. Mediante un comunicado señalaron que quisieron "mostrar desde el arte la dimensión del legado histórico, político y sobre todo el proyecto de vida y de futuro que Néstor Kirchner nos legó a todos los argentinos, pero sobre todo a los jóvenes".

La pintura se aplicó con pinceles y rodillos sobre las baldosas, cuya superficie porosa hace que absorba con facilidad este tipo de materiales, aun cuando no sean los más agresivos.

"Se utilizaron pinturas con diluyentes que se impregnan con facilidad en la estructura de la baldosa", confirmó a LA NACION la directora de Restauración de Monumentos Escultóricos de la comuna, Constanza Addiechi.

Este sábado se acercará al lugar con equipamiento y materiales adecuados para tomar muestras. Así podrá evaluar el trabajo por realizar para restaurar ese sector de la rambla, lindero al monumento al Almirante Guillermo Brown.

En el mismo sector, el año pasado se habían concretado otros hechos de vandalismo. En ese entonces, el blanco elegido fueron los tradicionales lobos de piedra, obra del escultor José Fioravanti, declarados el año pasado como monumento histórico nacional. Primero fueron pintadas en favor del aborto. Luego, hinchas de Gimnasia y Esgrima de La Plata también dejaron escrituras con aerosol. Los trabajos de restauración demandaron varios meses.

Fuente: La Nación