BUENOS AIRES (ADNSUR) - Tres hermanitosde 4, 6 y 8 años vivieron un infierno en su propia casa durante más de dos años, en la localidad bonaerense de Longchamps. Los nenes denunciaron haber sido abusados sexualmente por su papá y por al menos 10 amigos del hombre. Ninguno fue detenido. 

Tras más de dos años de abusos, los chicos pudieron contarle todo a su mamá. Después, ratificaron sus dichos en cámara Gesell. Describieron situaciones y dieron detalles hasta de los "materiales sexuales" que usaban para atacarlos.

La representante legal de la denunciante, Anabel González, cuestionó el trabajo de la Justicia y dijo en diálogo con diario Crónica que "en principio ponían trabas, con el afán de amedrentarlos y revictimizar a los nenes. Luego deslegitimaron las versiones de los denunciantes. Es absurdo. Ellos dijeron que sintieron objetos, pero a la fiscalía no le alcanza".

Según relataron las víctimas, no sólo eran abusados por su papá cuando iban a visitarlo sino que éste los "entregó" a por lo menos diez amigos suyos en diferentes encuentros. Los chicos también contaron que los hombres los obligaban a ver películas pornográficas, se emborrachaban y se drogaban cuando estaban con ellos.

La abogada remarcó que seguirán adelante hasta que se haga Justicia. "En las próximas horas presentaremos los audios, imágenes y todo el material necesario que ratifican los dichos de los chicos, aunque no lo quieran recibir, porque deben hacerlo", resumió.