COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Una camioneta estacionó en doble fila este miércoles por la tarde en el portón de la vivienda de la familia Moratinos, en Ameghino al 1500. Al lugar, en donde es normal que estacionen mal, llegó Gabriela Moratinos, acompañada por su hija, quien denunció que el ocupante de la camioneta agredió verbal y físicamente a su padre con la hebilla de un cinturón cuando éste le cuestionó la falta. Mientras tanto, el enfermero no negó la discusión pero aseguró que “en ningún momento hubo agresión. Tengo una hija de doce años arriba de la camioneta, no voy a empezar a los golpes con alguien porque sí”, dijo.

La familia que este miércoles por la mañana denunció en redes sociales una agresión hacia el miembro más grande de la familia confirmó el hecho en diálogo con diario Crónica y brindó detalles de lo ocurrido.

Ante el reclamo no solo de Emilio Moratinos (conocido en Comodoro por su amplia trayectoria en el automovilismo patagónico) y Gabriela –su hija- el ocupante del otro auto se violentó y agredió física y verbalmente al hombre de avanzada edad (72), según contó la mujer.

“Fue lamentable lo que pasó. Son dos personas de una misma sociedad, una sociedad que tiene una edad y que le está enseñando a los adolescentes a construirla. Nosotros vamos a vivir en ella cuando seamos más grandes. Más allá de lo ocurrido, yo no quiero centrar el tema en esa persona en particular, ni tampoco que la molesten en su trabajo ni nada por el estilo. Lo que menos quiero son represalias contra mi familia”, resumió.

El supuesto agresor, que habría sido observado por tres testigos, trabaja en el Hospital Regional. Se trataría de Raúl Henny, director asociado de la institución de la salud. El hombre había ido a retirar a su hija a la escuela, ubicada a pocos metros del lugar de los hechos. Cuando recibió los reclamos de Emilio Moratinos, la discusión se tornó violenta y según el relato de la familia, el supuesto agresor se sacó el cinto de su pantalón y comenzó a atacar al veterano piloto de automovilismo con la hebilla.

Moratinos decidió hacer una exposición policial para dejar constancia de lo ocurrido. “Mi papá ni siquiera hizo la denuncia. Fue a hacer una exposición policial para que quede constancia de lo que pasó. Tampoco dio el nombre ni el número de la patente. Nosotros no queremos traerle problemas a nadie, somos personas de bien y no queremos problemas ni para nosotros ni para los demás”, sostuvo la mujer, quien reclamó: “si es alguien público, que se debe a la sociedad, que nos dé una disculpa”.

Fue entonces que el supuesto agresor habría manifestado: “basta porque me vas a sacar de las casillas” para luego sacarse el cinto de su pantalón y comenzar a atacarlo. Fueron cinco los “cintazos” que habría asestado el licenciado en Enfermería. “Yo los esquivé como pude. Después vino la policía, le hicieron la boleta y se fue”.

Moratinos contó que Henny le preguntó “un montón de veces” si no sabía quién era él. “Yo creo que somos todos iguales. Yo podría sacar chapa de mi carrera automovilística pero no lo hago. Soy un ser humano como cualquiera. Doy gracias a Dios de que no se bajó con un revólver”, manifestó.

El enfermero contó además que, al verse envuelto en la discusión por el estacionamiento, le pidió disculpas a Moratinos, que “no aceptó ninguna disculpa y me empezó a insultar. Ellos no quisieron correr los vehículos y hubo una discusión, pero en ningún momento hubo agresión”, afirmó. En este sentido, manifestó que “yo tengo una hija de doce años arriba de la camioneta, no voy a empezar a los golpes con alguien porque sí”, concluyó.