COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Imágenes de caballos muertos, ensangrentados y descuartizados empezaron a circular por las redes sociales desde este martes en Comodoro Rivadavia. Las fotos comenzaron a viralizarse durante las últimas horas, y desde el Facebook de la organización CAEL ( Caballos Argentinos en Libertad) se denunció como responsable del ataque a los caballos a un joven menor de edad del barrio Diadema Argentina de esta ciudad. Las fuertes imágenes generaron un fuerte repudio de vecinos y usuarios de redes.

Las fotos de caballos lastimados y descuartizados provocaron repudio en redes sociales

Las fotos comenzaron a viralizarse durante las últimas horas, y desde el Facebook de la organización CAEL ( Caballos Argentinos en Libertad) se denunció como responsable del ataque a los caballos a un joven menor de edad del barrio Diadema Argentina de nuestra ciudad.

“Asesinos, nunca olvidemos sus caras. D. L. y todos los que estaban en ese lugar. Esto ocurrió en Comodoro de donde son oriundas estas lacras asesinas. Se divierten asesinando a estos pobres caballos. ¿Cómo se definirían estos tipos?”, señalaron desde la organización que se dedica a promover el cuidado de los animales a través de sus redes sociales.

Allí además compartieron un video en el que se puede ver al joven, que sería un menor, en un campo de Diadema disparándole con un rifle al caballo.

https://www.facebook.com/248673705322964/videos/234108850846140/?__xts__=68.ARA-ooIUKgr4wyCZX-MFC3G_ixDVHxGpVhwh729bvcbJi_BAxtEMvhw4U_TzKWEOSWEsCMSaJFCt9hYZ7mhbfd97W8Ly-V9Jif7XLGoEWLNgFMeztD2kpZJFmL8KThvaVyg_eGKGVv95C68kVb_Au2COnjk3IZbp_JHlDJBhwhDCU6ZgZ7qx09TLtdG68gsqKDy_pdYFq8imtZPijqNDJ0TCWDoyUUkcQJfkEjeMcbowo2iVOvyprieJShRhPkeA5H2WPUqcc-wfdjPya4yQkUQ_U-M7epowqEkirDrrw0RrmGyohM2owcLPmreTwUvkLW0P_HPlqM6vn_eAEkBA6bUHSVWK34Kj&__tn__=-R

También hay fotos en las que aparece este joven junto a otro muchacho - ambos con boinas tipo gaucho - donde se los ve carneando al animal.

El joven, que ya eliminó su perfil de Facebook, también fue denunciado por vecinos del barrio, quienes aseguran que se dedica a matar caballos con un arma de fuego.