COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El hecho ocurrió el sábado cerca de la 1 de la madrugada, cuando desde el Centro de Monitoreo informaron a la Seccional Quinta de Policías sobre un conflicto familiar en una vivienda ubicada sobre calle Código 478 del barrio Abel Amaya.

Los efectivos arribaron al lugar, donde fueron atendidos por una mujer que informó que su hijo estaba borracho y había tenido problemas con otra familia que circulaba a bordo de un auto y quería agredirlo. Según informaron fuentes policiales, también contó que escuchó detonaciones y que cuando su otra hija salió afuera se encontró con un arma de fuego. 

En este marco, la mujer pidió a los policías que detengan a su propio hijo dado que había golpeado con un palo a su hermano mayor y le había arrojado un puntazo al dedo, además de golpearla a ella en el hombro.

Cuando ingresaron a la casa, el menor de 17 años identificado con las iniciales M.E.P. estaba eufórico e intentó atacar a efectivos. Sin embargo fue trasladado a la comisaría, donde quedó demorado. 

Tal como destaca diario Crónica, minutos después la policía llevó adelante un rastrillaje donde encontraron un arma de fabricación casera (tumbera) con cinco cartuchos a bala, dos trozos de fierro de 8 centímetros y otro de 20 centímetros.

En el hecho intervino personal de Criminalística  y la novedad fue informada a la funcionaria de Fiscalía de turno, Belén De la Canal, quien dispuso que se hiciera entrega del menor demorado y además se notificó lo ocurrido a Asesoría de Menores.