ROSARIO - Una mujer denunció este miércoles que tres delincuentes entraron a robar a su casa durante la madrugada y se llevaron a un su bebé. El pequeño fue encontrado más tarde en la puerta de la vivienda de un vecino, informaron fuentes judiciales y policiales.

Sucedió sobre las 4.30, en un inmueble situado en la calle Ituzaingó al 3400, en barrio Parque rosarino, en el sur de la provincia de Santa Fe.

De acuerdo con lo denunciado por la madre, de 26 años, los asaltantes la amenazaron cuando no hallaron dinero y se llevaron a su hijo de 1 año y 8 meses. La investigación quedó a cargo de la Fiscalía Federal 2 de Rosario como posible secuestro extorsivo.

Según informa Los Andes, al momento del asalto en la vivienda también se encontraba un hombre de 30 años, pareja de la madre.

Dos horas más tarde el menor fue hallado en el ingreso a la vivienda situada en Cafferata al 2000, a unos 80 metros de la vivienda de donde había sido arrebatado.

"Andrés, tenés un bebé en la puerta", fue advertido por el portero eléctrico, a las 6.30, el propietario de la casa. Según contó luego, otro vecino que paseaba el perro descubrió al bebé en la puerta de su casa y le tocó el timbre.

"A las 4.30 tocaron timbre y sentimos un ruido. Tengo un portero visor, no vi nada, tampoco se escucharon ruidos, entonces me fui a acostar de nuevo", relato, según reseña Los Andes. Comentó también que el bebé estaba envuelto en una manta y jugaba con el perro de la persona que lo encontró.

Tras realizar la denuncia a la central de emergencia 911, la Policía de Rosario retiró al nene del domicilio y al mediodía fue reintegrado a su familia.

Por su parte, la jefa de Inteligencia Criminal de la Policía de Investigaciones (PDI), Silvina Pait, aseguró hoy que "el niño y su mamá están bien" y que intentan "establecer los pormenores de esta situación".

"Se está trabajando, no se descarta ninguna hipótesis. Se le está tomando declaración a la mamá", abundó la jefa policial, quien explicó que se trata de "situaciones muy delicadas y hay que tomarlas con mucha precaución".

Fuente: Los Andes