MADRID (ADNSUR) - La Guardia Civil detuvo en Alicante (España) a una mujer de 45 años por un presunto delito de maltrato animal luego de que su perro falleciera por hambre.

Al parecer, fue una vecina quien dio la voz de alarma a la Guardia Civil, que rescató al animal, de unos dos años, en una terraza en estado de desnutrición y donde tampoco tenía agua para beber, informaron medios de ese país.

Al animal lo llevaron a una clínica veterinaria, pero apenas se podía mover y murió un día después.

Varias asociones animalistas de la provincia anunciaron que presentarán una querella criminal conjunta contra la mujer y ejercerán de acusación popular.

La detenida compareció en el juzgado de guardia de Alicante, donde no declaró ni se adoptó ninguna medida cautelar.

La acusada habría alegado que el perro era de su expareja y, tras romper la relación, ninguno quería hacerse cargo de él.