NEUQUÉN (ADNSUR) - Se había roto la puerta de la tesorería del municipio de Loncopué y los empleados decidieron atarla con alambre y dejar la llave de otra oficina debajo de una piedra en una ventana. Sin embargo, la tranquilidad parece haber terminado en ese poblado de la cordillera neuquina, donde entre el sábado 8 y el lunes 10, alguien que conocería el dato ingresó al predio municipal, tomó la llave, abrió la puerta y se llevó una caja fuerte con 435.960 pesos.

El viernes 7 la caja fuerte tenía casi un millón de pesos, destinados al pago de subsidios. Una semana después, un sospechoso fue detenido camino a Cutral Co. “Es empleado de planta de la municipalidad”, confirmó la fiscal jefa Sandra González Taboada. Se lo identifica por las iniciales V.F.Q.

En una audiencia de formulación de cargos, la representante del Ministerio Público Fiscal Margarita Ferreyra, lo acusó por el robo y solicitó que quede detenido con prisión preventiva, según informó Diario Río Negro.

Le imputaron el delito de robo calificado en calidad de autor. Como medida cautelar, la asistente letrada solicitó que el imputado quede detenido con prisión preventiva por el plazo de cuatro meses tras argumentar que existe riesgo de entorpecimiento de la investigación y peligro de fuga.

Sin embargo, el juez de garantías dispuso la prisión preventiva por el plazo de 30 días, a partir del 15 de junio.

Durante la audiencia, realizada el sábado último, la funcionaria de la fiscalía estuvo acompañada por la funcionaria Lorena del Carmen Juárez. El plazo de investigación fue fijado en cuatro meses.

Aunque se realizaron diez allanamientos, todavía no encontraron la caja fuerte ni el dinero robado.

Se desconoce asimismo si sólo actuó una persona. Este miércoles declarará un testigo que dirá cuánto pesaba la caja fuerte, ya que ni siquiera hay precisiones sobre ese dato.