COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este domingo al mediodía se montó un operativo de alerta sobre ruta 26, aproximadamente en el Km. 50, cerca de la denominada Bajada de Las Germanas. En primera instancia se divisó una camioneta en actitud sospechosa y con evidente sobrecarga. El hecho fue denunciado por personal de seguridad patrimonial de una de las empresas petroleras que opera en la zona. 

Según informaron fuentes policiales, era una Chevrolet S10 dominio EZW 782, conducida por un hombre identificado como Víctor Manuel Cayul, quien se encontraba acompañado de César Banegas y Maximiliano Cárdenas. Los tres llevaban en la camioneta 15 guanacos faenados, eviscerados y sin sus extremidades (13 adultos y dos chulengos de pocos meses de edad) y un choique. 

Se trata de animales que habían sido "cazados" por ocho perros (cuatro galgos y cuatro mestizos) que también fueron encontrados por el personal operativo. Ante el hallazgo, y ya en sede de la División Montada se procedió a labrar un acta por infracción a la Ley XI Nº 10, decreto 868/90, procediéndose también al secuestro y decomiso de los animales faenados, dándose intervención a la Dirección de Fauna Silvestre de la Provincia, destacándose que desde el organismo provincial se dispuso la quema de la carne incautada. 

En tanto, profesionales de la Veterinaria del Municipio, aclararon que la carne decomisa “no es apta para el consumo”, mientras que los perros fueron entregados a sus dueños a pesar de que los animales no se encontraban en óptimas condiciones de cuidado, informó diario Crónica.  En el hecho intervino personal de la División Montada de la Policía de Chubut y División Rural de Comodoro. 

EL CHOIQUE, UN ANIMAL PROTEGIDO POR LA LEY DE ESPECIE 

El choique patagónico es un animal actualmente protegido por la Ley de Especies. La prohibición de cazar choiques y ñandúes rige desde 1975 y a lo largo de los años se fueron modificando y extendiendo las restricciones. Pero es común su caza, como queda retratado en este caso. 

Solamente se puede comercializar y consumir productos que hayan sido generados en criaderos. Pero muchas familias que viven en el campo utilizan perros y armas para cazar choiques y comerlos. Aunque también hay denuncias de que se los mata sin que haya ninguna razón. 

El choique (Pteronemia pennata) vio disminuida su población natural por varias razones, pero principalmente por la explotación y alteración del hábitat producto de la explotación petrolera. Como es una especie no voladora, disminuye su rango de dispersión.