El ataque ocurrió en la habitación del sanatorio Santa María el día sábado donde la mujer se recuperaba tras ser sometida a una cesárea. Denunció que su pareja - un hombre de 43 años - la mordió y le tiró la ropa de ella y del bebé por una ventana, además de romperle un teléfono celular.

Durante la audiencia de apertura de investigación en los tribunales de Puerto Madryn. El detenido, un hombre de 40 años, aseguró que solo se defendió porque ella le empezó a pegar mientras sostenía a la beba y que fue un "acto reflejo".

“Estaba muy nervioso, no sé cómo me salió esa bronca. Nunca le pegaría a una mujer, tengo dos hijas, soy hijo de una mujer”, señaló sumamente angustiado durante  la audiencia. Y afirmó que era víctima de violencia por parte de su mujer, ya que  recibía constantemente maltratos y agresiones físicas de su parte.

“Mucha gente me decía ‘tené cuidado con ella que es una mina brava’ cuando empezamos la relación”, señaló. “En el último tiempo ella me decía que tenía más poder que yo, que me iba a hacer echar y que además era mujer. Nunca en la vida la golpeé, la mordí porque no dejaba de pegarme con la nena en brazos”.

La  víctima y el acusado, según se desprendió en la audiencia,  eran pareja desde junio de 2019 y si bien convivieron hasta septiembre de 2020, luego decidieron seguir la relación pero en casas separadas.  Pero en febrero de 2021, indicaron, la mujer quedó embarazada y días antes del parto decidieron volver a vivir en pareja para llegar acompañados al nacimiento de la hija en común.

El Superior Tribunal de Justicia de Chubut abrió un sumario contra el empleado judicial y lo suspendió por 45 días, que podrían ser prorrogados en caso de que lo soliciten.

EL HECHO SEGÚN LA FISCALÍA

 La fiscalía, encabezada por Eugenia Vottero e Ivana Berazategui,  planteó que el hecho ocurrió durante una fuerte discusión luego de que el hombre se opusiera a que su suegra ingresará a visitar a su hija. con la beba recién nacida en brazos, se violentó y la insultó: “Negra de mierda, puta, trola, cortá el cordón”, le habría dicho.

Y en ese momento- de acuerdo a la denuncia de la mujer- el hombre la agarró de los brazos, la escupió en la cara y la mordió en el antebrazo, produciéndole un corte que está acreditado en el expediente, según publica Infobae

Tras el ataque, tomó la ropa de la mujer arrojándola por la ventana y rompió el celular tirándolo al piso. Y fue cuando entró una enfermero que la mujer llamó a la policía.

El tribunal determinó que siga  detenido con prisión preventiva, acusado del delito de lesiones leves agravadas por el vínculo y violencia de género en concurso real con daño en contexto de género.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!