VILLA REGINA  - Un hombre fue declarado muerto cuando estaba vivo en el hospital de Villa Regina (Río Negro). Fue uno de sus hijos notó que aún tenía signos vitales. Por el caso se inició una investigación interna en el centro de salud. 

Desde la dirección del Hospital de Villa Regina no reconocieron haber informado sobre el deceso del hombre en algún momento, aunque sí la intervención de profesionales para la intubación para la asistencia respiratoria mecánica (ARM) tras una “descompensación”.

Según detalló diario Río Negro, el insólito hecho lo dieron a conocer los propios familiares de Luis Adolfo Parra, quienes contaron que el lunes a la madrugada les informaron sobre su muerte.

Tras la declaración de su muerte, al hombre le retiraron la asistencia con oxígeno que tenía mientras permanecía internado en una sala común del hospital. Sin embargo, tres horas después de haber sido notificados de la muerte y mientras realizaban los trámites para el velatorio y la sepultura, uno de los hijos del hombre ingresó a la habitación para terminar de retirar el resto de las pertenencias y al momento de levantar la sábana con la que estaba cubierto el cuerpo, advirtió que su padre tenía signos vitales. 

El hombre pidió la asistencia médica y el hombre fue intubado, tiene asistencia respiratoria mecánica, pero permanece en una sala común en estado reservado.

Desde la dirección del hospital de Villa Regina, indicaron que tras "las circunstancias que han tomado público conocimiento, se ha realizado una investigación acerca de la situación del señor Luis Adolfo Parra, quien se encuentra internado en el cuarto piso de internación general, intubado y con asistencia respiratoria mecánica”.

“La información que se ha recabado desde el sector de internación refiere que el paciente sufrió una descompensación el domingo 25 de octubre en horas de la noche, que requirió la intervención de la médica intensivista, y luego de proceder a la intubación y ARM se informó a los familiares que se encontraban presentes, hijo y una hermana, de la gravedad del caso, de lo crítico y de la situación límite en la que se encuentra actualmente”, detallaron desde la Dirección del centro sanitario. 

"Desde el área médica se mantiene contacto diario con familiares para el reporte de la evolución del mismo”, agregaron e indicaron que tanto desde el área médica como de enfermería se brindó información para la investigación pedida desde el Ministerio de Salud de la provincia a cada uno de los sectores que intervinieron en la atención de Luis Adolfo Parra; e insistieron que está a disponibilidad de los familiares del hombre la historia clínica.

“Realmente no sabemos qué fue lo que pasó. Ahora nuestra principal preocupación es porque se pueda recuperar, luego pediremos las explicaciones que correspondan para que se determinen las responsabilidades en esto que ocurrió, y que no vuelva a ocurrirle a ninguna persona más”, dijo Teresa Parra, hermana del hombre que había sido dado por muerto.

Días atrás, su hermano, que está operado del corazón y utiliza un marcapasos y que padece diabetes, entró al hospital por una infección en una uña del pie, que provocó una grangrena y la determinación de los médicos de amputarle la pierna por debajo de la rodilla, según relató la mujer. 

“El estaba en una sala común, con asistencia de oxígeno. Uno de sus hijos estaba a su cuidado, y en la madrugada del lunes le avisaron que su papá había fallecido. Nos llamó para avisarnos y fuimos al hospital. Ya estábamos averiguando los pasos para el velatorio y sepelio, y estando en la vereda del hospital revisamos si estaban todas las pertenencias de mi hermano. Como faltaban algunas, mi sobrino subió a la habitación a buscarlas”, relató la hermana este martes. 

Fue entonces cuando el hijo levantó la sábana para darle un beso de despedida al hombre y advirtió que tenía signos vitales. Según precisó, aeñaló al momento de descubrir que su hermano seguía con vida, habían pasado más de tres horas de haber sido declarado muerto. “No sabemos si fue un milagro, si el marcapasos que usa hizo que su corazón vuelva a latir. Realmente estamos sorprendidos y en su momento vamos a pedir explicaciones, porque creemos que hubo abandono de persona y no se actuó como correspondía. Si mi sobrino no se hubiera dado cuenta, realmente se hubiera muerto al ahogarse por la falta de oxígeno”, resumió Parra.