Este viernes se llevó a cabo la audciencia de control de detención en los tribunales de Comodoro, por el hecho acontecido el pasado miércoles cuando se produjo un tiroteo entre policías y un presunto delincuente en el barrio Máximo Abásolo. Se concretó en ausencia del imputado Triviño ya que el mismo se encuentra “internado en terapia intensiva, estable en coma inducido, con pronóstico favorable”.

El fiscal solicitó se declare legal la detención del imputado, ya que la misma fue realizada en flagrancia, en tanto que la defensa “no planteó objeción por ahora, haciendo reserva hasta mantener una entrevista” con su defendido.

Presidió la audiencia de control Mónica García, jueza penal; en representación del Ministerio Público Fiscal asistió Julio Puentes, fiscal general; en tanto que la defensa de Triviño fue ejercida por Vanesa Vera, defensora pública.

El caso

El pasado miércoles, personal policial de la Brigada de Investigaciones se encontraba haciendo tareas de vigilancia y custodia fuera de un domicilio a la espera de una Orden de Allanamiento. En esos momentos ven bajar una persona con un televisor en una de sus manos y un arma de fuego en la otra, le dan la "Orden de alto" y se identifican como policías, cuando Triviño apunta a uno de ellos y le efectúa cinco disparos, impactando uno en un brazo del auxiliar del policía.

Personal policial repele dicha agresión con disparos impactando dos de ellos en el cuerpo de Triviño, pero éste sigue caminando e ingresa a una vivienda del lugar.

Inmediatamente los agentes ingresan a dicha vivienda y detienen a Triviño, secuestrando también un arma de fuego Marca Taurus, 9 mm. Calificando provisoriamente el hecho como “tentativa de homicidio agravado por ser cometido contra personal policial y por la utilización de un arma de fuego” en calidad de autor para Triviño.

Por último, el fiscal expresó que le interesa la detención del imputado, hasta que se logre realizar la correspondiente audiencia de apertura de la investigación del caso. Esto en base a la expectativa de pena y la gravedad del hecho, refiriéndose asimismo a que Triviño se encontraba rebelde en otra causa desde junio del presente año.

Por su parte la defensora no se opuso a la legalidad de la detención de su defendido por ahora, planteando reserva de la misma hasta que pueda mantener una entrevista con él. Agregando que no puede imponérsele la prisión preventiva ya que no se realizó imputación formal alguna del hecho. Recién luego de la audiencia de apertura de la investigación podrá dictarse una medida de coerción, expresó.

Finalmente, la jueza penal resolvió declarar legal la detención de Triviño, teniendo presente la reserva hecha por la defensora. La situación será reevaluada cuando la defensora se entreviste con el imputado. Dictando la Orden de detención del mismo, la cual luego en la formalización se discutirá, para asegurar el cumplimiento de la Ley y la averiguación de la verdad, por la situación particular en la que se encuentra el imputado. Ordenó así mantener la consigna policial en el Hospital Regional y proceder a su detención cuando se le dé el alta médica.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!