La Cámara Criminal de Caleta Olivia declaró culpable a Javier Machado (17) por el violento crimen de Santino, quien tenía 4 años, y por la violación de su madre, María Subelza, una mujer oriunda de Salta que había viajado a Puerto Deseado a principios del 2020.

El aberrante hecho fue cometido en febrero de 2020. Ambos paseaban por la Cueva de Los Leones cuando fueron atacados por dos hombres que llevaron a la mujer a un sector rocoso, la violaron y arrojaron a su pequeño por un acantilado.

El pasado 23 de agosto comenzó el juicio contra Machado, quien quedó como único acusado en el hecho ya que Omar Alvarado se quitó la vida en una celda de la Comisaría Cuarta de Caleta Olivia, a 30 días de cometer el horrendo crimen.

Javier Machado fue considerado "coautor" del homicidio de Santino y "partícipe necesario" del abuso sexual de su mamá
Javier Machado fue considerado "coautor" del homicidio de Santino y "partícipe necesario" del abuso sexual de su mamá

Los jueces Mario Albarrán, Jorge Alonso y Juan Pablo Olivera consideraron a Machado "coautor" del homicidio de Santino y "partícipe necesario" del abuso sexual de la mujer, y en el mismo fallo mantuvieron la prisión preventiva para él, quien hoy todavía es menor de edad. Por ello, luego del plazo mínimo de un año, la Justicia deberá definir si dispone de una pena o no en contra del joven, informó La Opinión Austral.

Los delitos que le atribuyeron al joven fueron "robo agravado por el uso de armas en calidad de coautor, abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de armas en calidad de partícipe necesario" y "femicidio agravado por haber sido cometido para ocultar otro delito en grado de tentativa y en calidad de partícipe necesario y homicidio agravado".

La resolución declaró "la nulidad parcial de la acusación" formulada por el fiscal Carlos Rearte, que atribuyó al acusado "haber ultimado junto a su consorte de causa al niño" y en cambio le atribuyó la calidad de "coautor" en ese hecho. Por su parte, el joven que está alojado en la Unidad Penitenciaria 2 de Río Gallegos, había confesado el lunes 23 de agosto, en el marco de un juicio abreviado, haber participado del hecho.