Gilda Acosta Duarte tiene 50 años, y su historia ha generado bronca y conmoción en la comunidad de Lomas de Zamora. La mujer fue encontrada autora responsable de la muerte de su pareja mientras dormía, "cuando comprobó que él abusada de su hijo".

Según sus primeras declaraciones ante la justicia, ella también era víctima de maltrato. Durante el juicio, un jurado popular la encontró culpable pero con atenuantes. Podría recibir una pena de hasta 20 años de prisión.

El crimen ocurrió en 2019 cuando Acosta asesinó a Richard Sánchez Escobar, de 27 años, mientras dormía en la casa que compartían en Lomas de Zamora. Le dio varios golpes en la cabeza con una maza y luego lo estranguló. Minutos más tarde se entregó en la comisaría y dijo que lo había matado porque abusaba de su hijo.

El caso llegó a juicio por jurados. La mujer fue acusada de homicidio agravado por el vínculo y la fiscalía, a cargo de Marcela Dimundo, pidió la pena máxima. Durante las audiencias la mujer confirmó que era víctima de violencia de género.

"Me trataba de vieja, gorda, y decía que era una inútil. Una vez Me dejó marcas y me tuve que maquillar para poder ir a trabajar”, dijo frente al jurado.

Para la fiscal no hubo evidencia de violencia de género, mientras que para la defensa, el hombre amenazaba constantemente con matarla a ella y a sus hijos si lo denunciaban.

El pasado sábado por la noche, el jurado popular llegó a un acuerdo y declaró a la mujer culpable del crimen, pero consideraron las situaciones de violencia que atravesaba por lo que pidieron que sea condenada por "homicidio en circunstancias extraordinarias de atenuación", es decir, que no reciba la pena máxima.

Será la jueza Marianela Mazzola quien fije la condena -que va de los 8 a los 20 años- y determine si la mujer sigue con prisión domiciliaria o deberá ir a la cárcel.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!