COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Incluye audio) - Natalia Cabrera, víctima de violencia de género por parte de su ex, denunció la situación que vive actualmente, en relación con el acoso virtual por parte del acusado, quien, según denunció, le "usurpa la identidad". "Se hace pasar por mí, no solo en redes sociales sino también sino que también abrió la cuenta Mi Ansés con mis datos y utilizando un DNI que me sacó el año pasado en una de las visitas a la nena que tenemos en común", contó la mujer que ya se mudó tres veces escapando de la situación. 

"El continúa haciendo gestiones con mi DNI, sacando línas de teléfono a mi nombre y de familiares míos. Leyendo los informes del psicólogo forense está clarito qué clase de persona es y me parecen que no me está cuidando. Pegarme no me va a pegar porque está lejos pero está con un celular a disposición, robó fotos y videos privados míos, se hace pasar por mí enviando ese material a muchos hombres, a mujeres casadas; se escribe con hombres casados, envía capturas de esos chat y se los envía a otras mujeres que me quieren matar. Me cuesta que entiendan que no soy yo y que es alguien que me quiere joder la vida", resumió.

Consultada sobre qué tipo de gestiones realiza en Anses, por ejemplo, mencionó: "me cambió los datos, entonces cuando necesitaba algún tipo de gestión me mandaba a la sucursal de Santa Fe; me cambió el teléfono o el mail, entonces si yo pedía algún tipo de información le llegaba a él porque esos teléfonos los usa él. Me quiso meter en cuentas en concesionarias de autos, pero ellos llaman para verificar. Por ahí les da el número de algún familiar y tengo que explicar que no fui yo. He tenido deudas con compañías de teléfono", abrevió.

"Son delitos nuevos, cuesta mucho comprobarlos. Es bastante difícil, es un tema muy complejo. Estas son las respuestas que tengo. Hay cosas que están probadas y yo suponía que con eso podrían al menos detenerlo o que no tenga un teléfono, internet, con gente que le haga el aguante para hacer estas cosas. Yo quisiera vivir en paz, tranquila y este tipo no para", lamentó.

"La mujer se mudó tres veces por las situaciones que le tocó pasar y cuestiona que no hay un avance en relación con el acoso en cuanto a la virtualidad. "Con el solo hecho de que diga que no es él ya está. No voy a estar inventando una cuestión así. Son cosas enredadas que a una persona enferma nada más se le ocurrirían", agregó. 

"Ahora llegó una comunicación procesal y en una de las páginas veo que está mi dirección actual. Me volví loca, mandé mensajes a los fiscales con los que tenía trato, no me contestaron. De Familia me dijeron que no pueden hacer nada porque es algo penal. Mandaron mensajes desde un messenger con mi foto a un conocido pidiendo un remís porque no tenía crédito haciéndose pasar por mí. El chico sabía que no era así y le preguntó a qué dirección lo enviaba y le dio mi dirección actual -contó-. La sacó de la comunicación procesal que llegó. Tengo afuera remises tocando bocina, gente de deliverys.

"Estoy cansada de tener que estar mudándome. Me cuesta estar mudándome, tengo tres hijos. Se dan cuenta de que me ando escapando y no es bueno que tengan que vivir así. Es como que hay algo que no deja que avance. No sé qué contactos tendrá", resumió.