RIO NEGRO - La justicia rionegrina autorizó a un joven de la localidad de General Roca a suprimirse el apellido y uno de los nombres vinculados con su padre debido al psicológico y afectivo sufrido a raíz de que cuando tenía un año su progenitor asesinó a su madre, informaron este jueves fuentes judiciales.

El hombre fue condenado a cadena perpetua por "homicidio agravado por el vínculo" y el joven -cuya identidad no fue revelada- no lo conoce "ni está interesado en hacerlo", indicó Télam.

La defensora civil pública, Ana Streidenberger, explicó que "es a raíz de esa situación concreta y con muchas implicancias a nivel afectivo y psicológico que el joven se acerca a la Defensoría para no llevar más ni el nombre y ni el apellido de su padre, con los que había sido identificado al momento de su nacimiento".