Actualmente, la Procuración de la provincia de Chubut insiste en intensificar la promoción de los cargos de la justicia a nivel nacional. Si bien hay recurso humano para responder a la demanda, "la alta visibilidad de los fiscales en el ámbito penal – donde se desempeñan – y las denuncias que les realizan en el Consejo de la Magistratura es lo que produce que las personas no quieran concursar en este sector", indicó el Procurador General. Los delitos crecen pero sin fiscales, la respuesta se ralentiza. 

En una entrevista para ADNSURJorge Miquelarena, Procurador General de la Provincia de Chubut, explicó les "dificulta y mucho" la tarea que a diario tienen que llevar los fiscales, que no se limita al momento de llevar el debate en el juicio, sino anteriormente se desarrolla una investigación. "Al estar tan diezmados en cuanto a la cantidad de fiscales que tenemos, eso repercute en lo poco que hay, eso sí es cierto”, aseguró.

Los fiscales están abocados a la tareas penales, en el 95% de los casos, a veces participan en cuestiones de competencia, pero son todos fiscales penales”, informó Miquelarena.

En la provincia de Chubut, actualmente hay un llamado en el Consejo de la Magistratura para cubrir dos cargos para fiscales en Comodoro, dos cargos en Rawson, uno para Trelew, uno para Esquel y otro para Lago Puelo. Se suma otro que se necesita para administración pública, llegando a un total de ocho vacantes. "Se le sumarían tres más que en breve se estarían yendo para ser jueces de Garantía en Trelew y Puerto Madryn", anticipó Miquelarena. "A todo esto, se dará cuenta que la faltante es muy importante, maxime y considerando que hoy tenemos en funciones no más de 35 fiscales y nos faltan 12”, puntualizó.

“Durante muchos años la crisis de fiscales la tuvimos en Comodoro, hace más de 10 años, no podíamos salir de cinco o seis fiscales, y aún nos faltan dos para esta ciudad, que tienen abierto el llamado. Pero hoy no es así, lo cierto es que hay otras jurisdicciones donde estamos peor, hoy se ve en toda la provincia”, manifestó Miquelarena.

Ya están abiertos los llamados en el Consejo de la Magistratura, donde esperan que se presenten. “Son pocos los candidatos que se presentan y cuesta mucho cubrir esos cargos, creo que tiene que ver con los roles que cumple cada funcionario, pero lo cierto es que nos cuesta muchísimo cumplir los cargos de fiscales”, mencionó el Procurador de la provincia.

Al referirse al origen de la problemática de faltantes mencionada, Jorge Miquelarena opinó que "no tiene que ver con una cuestión salarial, sino con el desgaste de la función. “El fiscal está expuesto, esta al pie del cañón, suelen ser los más denunciados en el Consejo de la Magistratura, junto con los jueces de familias. Justamente porque son los que están más expuestos. Entonces, a la hora de elegir en dónde se va a presentar si juez, fiscal o defensor, elige las otras dos, pasa por el grado de exposición y el desgaste de la función”, sentenció.

MÁS DE 7 AÑOS DE ANTIGÜEDAD COMO ABOGADO

Para poder rendir en un cargo de defensor, fiscal o juez de garantías, tiene que cumplir más de siete años desde su graduación. Según explicó Miquelarena, "a veces, lo que sucede es que un abogado que ejerce su profesión de forma independiente, muchas veces con siete años de profesión, es una persona que suele tener su vida profesional encaminada". En ese sentido, indicó que no es fácil "largar todo" para ingresar a la función pública. 

DENUNCIAS EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Cuando se presenta una denuncia, se abre un sumario y "tarda cuatro o cinco meses y el funcionario está esperando sin saber cuál va a ser su futuro profesional”, explicó Miquelarena.

En ese marco, opinó: “yo no digo que no se tiene que denunciar, porque es lo que dice la ley, todos los funcionarios estamos expuestos. Pero tampoco es cuestión de denunciar por cualquier cosa. Honestamente lo que muchas veces vemos es que cuando un fiscal pide algo y el juez no lo acepta y le dice que no, el fiscal termina denunciado en el Consejo de la Magistratura. Ahora cuando a los jueces les revocan la sentencia un tribunal superior, declaran nulo un fallo y ordenan hacerlo nuevamente, uno no ve a los jueces desfilar por el Consejo de la Magistratura”, apuntó el Procurador.

Hoy en día, la falta de fiscales genera que un número de fiscales lleven adelante más cantidad de tareas o investigaciones, "se sobrecargan y eso ralentiza la investigación, el proceso y todo lo demás que hace un fiscal.Los delitos no frenan, continúan, por eso necesitamos más fiscales para responder a la demanda que tenemos”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!