El tribunal de control estuvo integrado por Raquel Tassello y Gladys Olavarría, juezas penales; por el Ministerio Público Fiscal asistió Martín Cárcamo, fiscal general; en tanto que la defensa de Pallalaf estuvo ejercida por Cristina Sadino, defensora pública. Por su parte Pallalaf asistió a la audiencia en forma virtual, por teleconferencia desde el Centro de Detención de Trelew, lugar en el que se encuentra alojado.

El fiscal requirió que se mantenga la medida de coerción al condenado ya que no han variado las condiciones por la cual se le dictó la medida hasta tanto el caso pase en calidad de cosa juzgada. La condena fue a “prisión perpetua” tras haberlo declarado penalmente responsable del delito de “abuso sexual con acceso carnal, en concurso real con homicidio criminis causae”. “No han variado las condiciones y consideraciones por las que se le impuso la medida de coerción”, sostuvo Cárcamo.

La causa superó la impugnación ordinaria, ante la Cámara en lo Penal, que confirmó la sentencia condenatoria de primera instancia, en todos sus términos.

Ante ello, la defensa y la Fiscalía presentaron la impugnación extraordinaria ante la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia provincial. También el fiscal mencionó que la causa está “en consulta” en el máximo órgano de justicia provincial por el monto elevado de la pena. Es decir que se ha agotado el arsenal de impugnación con que cuanta la defensa y no hay medidas pendientes para avizorar algo más favorable para el encausado.

Asimismo, el fiscal se refirió al peligro de fuga concreto que existe, considerando la severidad de la pena impuesta. Consideró que resulta necesario el mantenimiento de la medida de coerción hasta que la causa quede en calidad de cosa juzgada.

Por su parte, la defensora no rechazó las circunstancias objetivas del proceso enumeradas por el fiscal haciendo referencia a que “mi asistido imputado no tiene sentencia firme” y admitiendo la existencia del peligro de fuga, y en tanto que no tiene domicilio por lo cual no queda más que consentir la medida de encarcelamiento preventivo.

MANTIENEN PRISIÓN PREVENTIVA

Los jueces entendieron que ha quedado acreditado a lo largo del debate la materialidad y autoría del hecho en cabeza de Miguel Pallalaf en cuanto autor del hecho acontecido el pasado 14 de septiembre de 2013 cuando la víctima, Yasmin Chacoma, no regresa a su hogar, en las 1008 viviendas, luego de haber ido a comprar al supermercado La Anónima de la avenida Roca. Seguidamente una cámara de seguridad la capta caminando detrás de un hombre rumbo al terreno de Radio Nacional. Dos días después el cuerpo de la niña es encontrado sin vida en dicho predio y la autopsia arrojó que había sido sometida sexualmente y estrangulada.