Un menor de 16 años y su novia de 18 quedaron detenidos y fueron imputados por el “homicidio con alevosía” de una mujer de 86 años, madre del padrastro del menor imputado. La anciana estaba postrada, la golpearon y le prendieron fuego la habitación, indicó la Fiscalía de Puerto Madryn, que además ahora sospecha que la mataron para vengarse de su hijo, con el que habían discutido en una cena familiar.

Los dos adolescentes quedaron procesados por el homicidio de Rosario Millapel, de 86 años. La medida la dispuso la jueza Marcela Pérez a pedido de la fiscal Ivana Berazategui, a cargo de la investigación.

EL HECHO

El hecho ocurrió la madrugada del 19 de diciembre en una casa ubicada sobre la calle Manuel Verdeal al 1300 de la ciudad portuaria, donde había una reunión familiar en la que se encontraba una pareja de adultos, el hijo de la mujer –de 16 años- y su novia, de 18. En una de las habitaciones dormía la madre del hombre, una anciana de 86 años, quien padecía una enfermedad y no tenía movilidad propia.

El grupo se encontraba festejando el campeonato obtenido por la Selección Argentina en el Mundial de Qatar. Pero en un momento de la madrugada, hubo una discusión entre el menor y su padrastro. A raíz de la pelea, la pareja de adultos decidió irse al centro de la ciudad en un taxi.

Pero en el domicilio quedaron ambos adolescentes. Según la Fiscalía, "producto del enojo por la discusión y, en represalia contra los adultos, golpearon fuertemente en la cabeza a la mujer, dejándola inconsciente, para luego dar inicio al incendio en la habitación donde se encontraba la anciana. El fuego arrasó con toda la habitación y provocó la muerte por incineración total”, indicó la fiscal Berazategui en su escrito de apertura de investigación donde solicitó que se impute a ambos adolescentes por “homicidio con alevosía”, previsto en el artículo 80 del Código Penal con la pena única de prisión perpetua.

El martes por la tarde se realizaron tres allanamientos, donde se detuvo a los jóvenes, luego de los resultados de la autopsia. La audiencia se efectuó la tarde del jueves y la jueza Pérez dictaminó la apertura formal de la causa judicial y la continuidad de las medidas que pesan sobre el menor, alojado en el Centro Orientador Socioeducativo (COSE) y la adolescente, quien siendo menor de edad se vio involucrada en un homicidio, pero fue sobreseída por ser inimputable por su edad.

Entre las medidas pendientes que lleva adelante la Fiscalía se encuentran las de distintas pericias a dispositivos electrónicos secuestrados en los allanamientos como la espera de los resultados de las pericias efectuadas por la Policía Federal sobre el foco ígneo en el domicilio.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!