El Ministerio Público Fiscal de La Pampa solicitó que se amplíe la acusación contra la madre de Lucio Dupuy, el nene de 5 años asesinado en noviembre del año pasado en Santa Rosa, y su pareja. Ahora se las imputará por abuso sexual triplemente agravado por alevosía, ensañamiento y odio al género masculino.

Hasta el momento, Magdalena Espósito Valenti estaba acusada de “homicidio calificado por el vínculo” de su hijo y Abigail Páez, por “homicidio simple”.

Este miércoles, en una audiencia virtual, la fiscal Verónica Ferrero y su colega Walter Martos pidieron que se agrave el delito a las detenidas y el juez aceptó la solicitud. Ambas seguirán detenidas hasta que se cumpla con el resto de las pericias y se las envíe a Juicio Oral y Público.

Ahora, la madre será imputada por “homicidio triplemente calificado por el vínculo y con ensañamiento y alevosía; en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización y con acceso carnal vía anal, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado”. En el caso de Páez, será acusada de “homicidio doblemente agravado”.

La audiencia fue encabezada por el juez de control, Néstor Daniel Ralli, y estuvieron presentes los dos fiscales y las dos imputadas desde el Complejo Penitenciario 1 de San Luis, aunque en forma separada por pedidos de ellas.

También participaron el defensor público Pablo de Biasi; la defensora pública María Silvina Blanco Gómez; la asesora de Niñas, Niños y Adolescentes, María Gabriela Manera; y el querellante particular José Mario Aguerrido, en representación de Christian Dupuy, el padre de la víctima.

Crimen de Lucio Dupuy: la mamá y su pareja fueron imputadas por abuso sexual

El crimen de Lucio 

Lucio fue asesinado el 26 de noviembre pasado tras sufrir reiteradas golpizas de parte de las imputadas.

De acuerdo con el expediente, en el momento de su descompensación el nene se encontraba en su casa junto con Páez, dado que Espósito Valenti (la madre) estaba trabajando. El menor fue trasladado por una vecina, en su auto, al Hospital Evita, adonde llegó muerto.

La autopsia determinó que el pequeño murió por “múltiples golpes” y, además, se comprobó que tenía marcas de mordeduras y quemaduras de cigarrillo previas al hecho y signos de haber sido abusado sexualmente.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!