COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Luego de la audiencia de control de detención que se realizó este martes, el presunto homicida de Dario Huaiquil. Es que el único testigo presencial del hecho no pudo identificar a Walter Cerroría en la rueda de reconocimiento. El tribunal estipuló una investigación de tres meses.

Cerroría estaba imputado por "homicidio agravado por el uso de arma de fuego". La víctima, Darío Huaiquil, falleció el 28 de noviembre, cuando un hombre se acerca por detrás mientras caminaba por la calle 10 de Noviembre y le efectúa dos disparos con un arma de fuego. Herido, Huaiquil llega a la casa de su abuela a unos metros, quien junto a su tío lo llevan al Hospital, donde fallece. Walter Cerroría declaró que al momento del hecho se encontraba en su casa durmiendo, y afirma ser inocente. En la rueda de reconocimiento de personas que conformó el imputado Cerroría junto a tres muletos, el testigo no pudo reconocerlo y dudó a señalar al sindicado como la persona que efectuó los disparos.

ABREN INVESTIGACIÓN CONTRA CERRORÍA POR EL HOMICIDIO DE HUAIQUIL

Crimen de Huaiquil: el testigo no reconoció al sospechoso y quedó libre

Pasado el mediodía del martes se llevó a cabo en la oficina judicial la audiencia de control de detención y apertura de la investigación preparatoria por el hecho acontecido el pasado 28 de noviembre que tiene como víctima a Darío Huaiquil y como único imputado a Walther Cerroría. Luego de la apertura se celebró una rueda de reconocimiento de personas con un testigo la cual arrojó un resultado negativo para Cerroría. La funcionaria de fiscalía solicitó se le formalice el hecho bajo la calificación legal provisoria de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” y se dicte su prisión preventiva. En tanto que el defensor se opuso a que se realice la apertura y solicitó la libertad de su pupilo. Finalmente la jueza penal resolvió formalizar el hecho en contra del imputado y decretó su libertad con medidas sustitutivas a la prisión preventiva como prohibición de acercarse a testigos y presentaciones semanales ante la Comisaría más próxima, entre otras.

Presidió las audiencias Raquel Tassello, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Patricia Rivas, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Cerroría fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo. En un primer momento la funcionaria solicitó se declare legal la detención del imputado ya que la misma se produce con autorización de un juez penal competente, junto a una Orden de Allanamiento.

El hecho a investigar acontece el pasado 28 de noviembre, aproximadamente a las 11.10 hs. en circunstancias en que la víctima Huaiquil caminaba por la calle 10 de noviembre, se acercó por atrás el imputado Walther Cerroría y le efectúa dos disparos con un arma de fuego, previo manifestarle “guacho puto”. Luego de recibir un disparo la víctima alcanza a llegar a la casa de su abuela en cercanías y comenta “abuela, ayúdame no me quiero morir, me pegaron un tiro”. La abuela y su tío lo acompañan al Hospital donde finalmente pierde la vida. Según un adelanto de las conclusiones de la autopsia practicada al cuerpo de la víctima su muerte se produce “hemotórax”, por “herida de arma de fuego, en la zona dorsal izquierda, debajo del omóplato, quedando la bala alojada en el pulmón izquierdo”. Calificando provisoriamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor para Walther Cerroría.

Por su parte el imputado accedió a declarar sosteniendo que al momento del hecho “me encontraba en mi casa durmiendo. Saco el auto del patio ya que hay obreros trabajando, vecinos me ven”. Cuando realizan el allanamiento él no estaba en su domicilio y se entrega voluntariamente ya que “soy inocente”, concluyó.

El defensor no cuestionó la materialidad del hecho, la muerte de una persona por el uso de arma de fuego, pero si el nexo causal de cómo se construye la autoría. Las características del pelo muy corto no se condicen con la persona que está sentada en el banquillo de los acusados. “Esa persona que se describe no es mi defendido” y por ello solicitó no se autorice la apertura de investigación preparatoria en su contra y tampoco se realice la rueda de reconocimiento de personas.

Seguidamente la jueza penal resolvió declarar legal la detención de Cerroría y formalizar la apertura de la investigación preparatoria en su contra por el hecho y la calificación Legal esgrimida por la fiscalía, dándolo por anoticiado de los mismos y por asegurada su defensa técnica.

A continuación se realizó la rueda de reconocimiento de personas que conformó el imputado Cerroría junto a tres muletos, la cual arrojó un resultado negativo. El testigo no pudo reconocer, dudó, al sindicado como la persona que efectuó los disparos.

La funcionaria de fiscalía solicitó la prisión preventiva por un mes del imputado en base a los elementos de convicción suficientes para tenerlo como probable autor del ilícito. La víctima le había manifestado a su madre que tenía problemas con el imputado. Haciendo mención al peligro de fuga, se ha culminado con la vida de una persona con la utilización de un arma de fuego y la pena en espera será de cumplimiento efectivo. Asimismo hizo alusión al peligro de entorpecimiento de la investigación ya que su soltura podría influir sobre testigos.

En contraposición el defensor solicitó la libertad, con prohibición de acercamiento a la madre de la víctima de su pupilo en base al resultado negativo de la rueda de reconocimiento, es decir “no hay posibilidad de vincular a mi defendido con el hecho”, concluyó.

Para finalizar la jueza penal sostuvo que luego de la rueda de reconocimiento negativa el peligro de fuga se aleja y el de entorpecimiento se puede proteger con una medida sustitutiva menos gravosa que la prisión preventiva. Decretando la libertad de Cerroría con medidas sustitutivas por tres meses, como fijar domicilio, presentarse semanalmente en la Comisaría, prohibición de acercarse a testigos y familiares de la víctima y de alejarse de la ciudad sin autorización judicial.