CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El crimen de Fernando Báez Sosa sigue generando nuevas informaciones. Ahora, se deslizó la posibilidad de que exista un sospechoso número 11 que aún no aparece en el expediente. Así lo definió el abogado de la familia del joven asesinado, Fabián Améndola. 

Aunque el nombre del joven todavía no está escrito en el expediente, los investigadores buscan determinar si participó del crimen de Fernando Báez Sosa tras ser mencionado por los diez rugbiers en los mensajes de WhatsApp analizados por la fiscal Verónica Zamboni y que aparecería en las cámaras de seguridad de las calles cercanas a la puerta del boliche "Le Brique" de la ciudad de Villa Gesell. 

Inicialmente, los investigadores sospecharon que el onceavo implicado podía ser Pablo Ventura, el remero de Zárate, pero finalmente el juez de Garantías de Dolores, David Mancinelli, lo sobreseyó al comprobar que los detenidos lo acusaron falsamente.

Ahora, el abogado Fabián Améndola confirmó en Telefe que la fiscal Zamboni investiga la participación de alguien más en el crimen.  "En los videos aparece un sujeto que no es ninguno de los diez imputados", manifestó. Explicó: "Para nosotros es probable que haya una persona más, pero es materia de investigación. En los videos estaba vestido todo de negro. En los chats lo mencionan por su apodo. Claramente integraba el grupo y cumplía el mismo rol que el resto".

Además, cuestionó la excarcelación de Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino de este lunes por creer que, al igual que los ocho rugbiers que recibieron la prisión preventiva, aquellos "participaron en el ataque en común hacia Fernando".