CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El abogado de los rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, Hugo Tomei, dijo que los jóvenes quieren declarar.  Están alojados en la cárcel de Dolores. Este viernes declaran otros dos testigos.

El abogado defensor de los acusados, Hugo Tomei, precisó que la decisión de que los rugbiers declaren por el crimen de Fernando Báez Sosa “está tomada” e indicó que tendrá lugar cuando en la causa empiecen a quedar definidas las pruebas que involucran a cada uno de ellos.

Según detalló radio Mitre este viernes, los deportistas están esperando que la fiscalía defina cuáles son los roles de cada uno y algunas medidas de prueba que todavía no llegaron. Cuando ese material esté a disposición van a declarar.

El abogado defensor de los agresores informó además que presentarán recursos contra las declaraciones de los testigos, ya que encuentra contradicciones.

Los diez rugbiers implicados pasaron la noche del miércoles en la alcaldía de Dolores, alejados del resto de la población carcelaria. “Todos están bien”, señalaron con respecto al estado de los imputados, que desde hace dos días están alojados en la alcaidía de la Unidad Penal 6 de Dolores. Allí ayer recibieron primero a Tomei, y luego a sus familiares.

La fiscal Zamboni está a la espera de resultados de peritajes. Según se informó, espera por el análisis de los teléfonos, que confirmarán si todos estaban allí aquella madrugada del sábado 18. También si entre sus mensajes hubo alguna mención a lo ocurrido.

En las últimas horas se confirmó que en las prendas que vestían algunos de los imputados había manchas de sangre humana y que esos restos están aptos para avanzar con peritajes genéticos.