CÓRDOBA (ADNSUR) - Creían que una nena de 8 años se había suicidado, pero ahora investigan a su familia por abuso y homicidio. La muerte de Eugenia había sido caratulada como suicidio. La pequeña estaba a un mes de cumplir los 9 años y  todo parecía indicar que se había ahorcado para escapar del abuso familiar que sufría. Ocurrió en la localidad cordobesa de Colonia Vicente Agüero.

Una semana después de la muerte, los indicios y las pruebas reunidas dieron un vuelco a la causa y ahora investigan un homicidio. Un medio hermano de la menor fue detenido.

La víctima había salido de su casa el sábado 22 de noviembre  para ir a jugar y horas después la encontraron muerta, colgada de un árbol, y al lado hallaron una escalera a la que presuntamente se habría trepado con el objetivo de quitarse la vida. La investigación recayó en la fiscalía de instrucción de Jesús María, a cargo de Guillermo Monti, quien pronto descubrió elementos en la escena que levantaron sospechas en otra dirección.

 Monti indicó que la principal hipótesis apunta al entorno más cercano a la nena y los convierte en sospechosos de haber armado el escenario de un presunto suicidio para ocultar un crimen. La hermana mayor de Eugenia, de 11 años, fue sometida a cámara Gesell para determinar si ambas o sólo la menor habían sido víctimas de abuso.

Tras la declaración de la adolescente la Justicia ordenó detener a un medio hermano de la víctima, que vivía con ella en la misma casa junto a su padre, la actual pareja del hombre y otros tres hijos de distintos matrimonios, así lo publicó el portal local Hoy Día.

Los investigadores se cuestionan cómo una nena de casi 9 años pudo haber preparado todo el lugar con el objetivo final de matarse, lo que incluye el traslado de una escalera colocada sobre un árbol al cual habría sujetado la cuerda, señaló Telefe Noticias.