Hace algo más de un mes se lleva adelante en Rawson el juicio oral y público por la causa de corrupción en la administración pública vinculada con el manejo de fondos de la Emergencia Climática declarada a partir del temporal de lluvias que golpeó a Comodoro en 2017.

Ante los jueces Miguel Caviglia, Jorge Novarino y Fabio Monti, declararon un centenar de testigos que respondieron a las preguntas de los dos fiscales y los numerosos defensores de los doce imputados, entre funcionarios provinciales y comerciantes de Trelew, todos proveedores del Estado.  

El proceso ingresa así en su etapa final, luego de numerosos y engorrosos planteos de los defensores de los imputados en sus intentos de apartar a los fiscales del caso e, incluso a los integrantes del Tribunal.

En general todos estos planteos fracasaron y no obstante los vaivenes del debate, se pudo avanzar en el juicio oral que ahora está por finalizar, tras algo más de un mes de extensas jornadas, primero en la Casa de Retiros Espiritual en Rawson y luego en la sala 2 de la Oficina Judicial de Rawson. Debido a la aplicación de los protocolos por el COVID 19, se debió apelar al sistema de video conferencia, teniendo en cuenta la gran cantidad de protagonistas

En la audiencia de este miércoles, luego de un cuarto intermedio y antes de la incorporación de las pruebas testimoniales, declaró uno de los imputados, entre ellos Bruno Taurelli responsable de una empresa que comercializa productos de campo, y César Hugues, de un comercio que vende colchones. Se cree que otros imputados también hablarán ante el Tribunal

Tras las pruebas testimoniales comenzarán a incorporarse las pruebas documentales por parte de la acusación representada por los fiscales generales Alex Williams y Omar Rodriguez. Luego vendrán los alegatos de los acusadores, de los abogados de los doce imputados, el fallo, el debate de la cesura de pena y el veredicto final por parte de este Tribunal del debate.

Con información del área Comunicación Institucional del Ministerio Público Fiscal del Chubut, Oficina Rawson