RAWSON (ADNSUR) - El ministro de Seguridad, Federico Massoni, encabezó este viernes a la mañana una reunión con la cúpula de la Policía del Chubut y los jefes de todas las Unidades Regionales, para coordinar los operativos de control que se llevarán a cabo para efectivizar las medidas restrictivas preventivas tomadas como consecuencia de la dispersión del coronavirus.

Controles por el coronavirus en bares y boliches: permitirán "la permanencia de una persona cada dos metros cuadrados"

El encuentro se desarrolló en la Jefatura de Policía y contó con la presencia también del jefe de Policía, Miguel Gómez, y el presidente de la Lotería del Chubut, Luis María Aguirre, con quienes se coordinó los alcances de los controles que se efectuarán.

Massoni explicó que “se van a aplicar los protocolos de prevención en toda la Provincia, que no serán prohibitivos pero sí restrictivos” y precisó que será una fiscalización “estricta”, que incluirá un breve cuestionario a los asistentes de los bares, boliches, pubs, casinos y bingos, entre otros lugares de esparcimiento.

El ministro señaló que “los protocolos indican que en lugares cerrados debe haber una persona por metro cuadrado, pero en este caso vamos a hacerlo un poco más estricto y se permitirá la permanencia de una persona cada dos metros cuadrados”.

Antes del ingreso de las personas a los lugares de esparcimiento se realizará un breve cuestionario “y en caso de que se desprenda del mismo estar ante un caso de posible sospecha se dará intervención a las autoridades sanitarias, y en caso de alguna negativa de la persona la intervención será a la fiscalía de turno”.

Massoni amplió que los operativos de control también se realizarán en los ingresos por tierra a Chubut y el despliegue incluirá la ruta nacional N° 3 en Arroyo Verde, la ruta nacional N° 3 en el límite sur con Santa Cruz y la ruta nacional 40 Norte y Sur.

“Allí se realizará un pequeño cuestionario a los ingresantes a nuestra Provincia y en caso de que se determine que han estado en algunos de los países alcanzados por las restricciones se les preguntará su lugar de destino. Allí lo estará  esperando un patrullero policial para custodiarlo hasta su vivienda y que inicie así el período de aislamiento”, concluyó Massoni.