COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  En dos audiencias realizadas durante la mañana del lunes, se resolvió la ampliación del plazo de investigación por tres meses y el mantenimiento de la prisión preventiva del imputado Diego Hernández en base a la investigación del homicidio del marinero Oscar Aguirre.

El crimen ocurrió el 8 de abril de 2019, aproximadamente a las 2 de la mañana, cuando Diego Matías Hernández se encontraba en su domicilio de calle Código 909 s/n°, Barrio Las Américas, junto a Oscar Ramón Aguirre y otras personas cuya identidad no pudo determinarse. Por causas que se aún se investigan, Hernández le asestó a Aguirre dos puñaladas en el abdomen afectando una de ellas el corazón. 

Posteriormente, Hernández ingresa el cuerpo de Aguirre -quien aún estaba con vida- al vehículo Chevrolet Corsa de su propiedad y se dirige hasta el domicilio de su madre (calle Granadero al 3500). A ella le habría dicho que "se había mandado una cagada", que había apuñalado a un hombre.

Luego se dirigió con su vehículo hasta intersección de calles Las Margaritas y Huergo de Barrio San Martín, donde lo prende fuego con Aguirre en su interior, quien se encontraba inconsciente en el asiento trasero, debido a la pérdida de sangre sufrida.

Personal policial, que tomó conocimiento del hecho por parte de los Bomberos que fueron al lugar, se hicieron presentes en la zona y luego de apagado el fuego, abrieron el vehículo y procedieron al hallazgo del cuerpo incinerado. 

Según los resultados de la autopsia la causa de muerte fue la “concusión de taponamiento cardiaco por herida de arma blanca en tórax y quemaduras extensas”.

LAS AUDIENCIAS DE ESTE LUNES

La primer audiencia fue presidida por los jueces Martín Cosmaro y Mariel Suárez; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Mauro Fonteñez.

La fiscal en un primer momento comentó que si bien se ha avanzado con varias medidas de investigación todavía restan dos muy importantes: el análisis de ocho celulares secuestrados y una pericia de ADN’s con el Dr. Basso en el CENPAT de Madryn. Remarcó que esta prueba objetiva resulta muy importante para proponer la mecánica del hecho, adelantando que la fiscalía evalúa el cambio de calificación de homicidio en criminis causae a homicidio simple. Por esto es que solicitaron la prórroga del plazo de investigación por cuatro meses, estimando que no es un plazo excesivo.

Sin embargo, el defensor entendió que lo solicitando por la fiscalía de ampliación del plazo de investigación “no se justifica” y se opuso a la prórroga del plazo. Subsidiariamente si se le llega a otorgar, sostuvo que “el plazo de cuatro meses es excesivo” y pidió que se intime al ministerio Público Fiscal a que formule acusación en un plazo de no más de 10 días.

Finalmente, el tribunal resolvió la prórroga solicitada por la fiscalía encuentra fundamento en la pandemia mundial que se ha suscitado, considerando que en el marco de este proceso es necesario prorrogar el plazo de investigación por el término de tres meses.

En cuanto a la audiencia de revisión de la prisión preventiva, esta fue presidida por el juez Alejandro Soñis en tanto que la fiscal, el defensor e imputado fueron los mismos.

La fiscal se refirió a la prórroga de la investigación de la audiencia anterior por tres meses, y para cautelar este plazo solicitó la prórroga del plazo de la prisión preventiva por el mismo término, tres meses, hasta culminar el plazo de investigación, por la gravedad del hecho, la orden de captura que pesaba sobre el imputado Hernández, y por el peligro de fuga.

Aunque el defensor no coincidió con lo solicitado por la fiscal, y propuso que se le morigere la preventiva por una medida menos gravosa, como su arresto domiciliario, finalmente el juez consideró que aun con homicidio simple es un hecho grave, y que Hernández haya sido detenido un año después del hecho en cercanías de una comisaría no implica que el no haya estado prófugo, por lo que resolvió mantener la prisión preventiva por tres meses del imputado hasta la finalización de la investigación,