PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Este lunes, una mujer que vive en la ciudad de Puerto Madryn radicó una denuncia policial en horas de la noche tras sufrir una estafa telefónica.

Según indicaron fuentes policiales, un hombre se comunicó telefónicamente con la mujer diciéndole que era empleado de la empresa Samsung.


Tras entablar una conversación, le hizo creer que había sido acreedora de la suma de $250.000 y de un televisor de 75”, por lo que debía generar una clave Token y de Home Banking.


Y luego de realizar movimientos en el banco y recibir captura de pantalla de la supuesta transferencia, descubrió que no solo el dinero prometido nunca fue depositado, sino que también le habían quitado una suma de $21.500 pesos, así lo indicó Diario Jornada.