COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La Asociación de Madres de Víctimas de Trata de personas formuló una grave denuncia contra el fiscal Daniel Báez, al que cuestiona por presunto “mal desempeño de funciones y desconocimiento inexcusable del derecho”, según el planteo formulado por dicha entidad ante el Consejo de la Magistratura de Chubut. Los hechos se vinculan con un caso de abuso sexual infantil, en el que tuvo intervención el fiscal madrynense, cuestionado en esas actuaciones porque había pedido el archivo de la causa y luego la misma avanzó a partir del impulso del padre biológico y los abogados querellantes, en representación de la víctima.

La denuncia es de contenido grave, ya que se vincula a la actuación de la fiscalía a cargo de Báez ante un hecho que tenía como víctima a un niño de Puerto Pirámides. El cuestionamiento de la Asociación Civil, oriunda de Capital Federal, ya que en su momento el caso alcanzó ecos en ámbitos nacionales, sostiene que el fiscal archivó la causa “por falta de prueba directa” que involucrara a los acusados (la madre biológica del niño y la pareja de la mujer). Sin embargo, según la denuncia, el fiscal ignoró los “innumerables indicadores de abuso sexual infantil y un indicador específico indubitable, como es la existencia de lesiones anales objetivamente acreditadas como prueba física”.


La denuncia, que fue recepcionada por el Consejo de la Magistratura de Chubut y ahora deberá resolver si hay mérito para abrir un sumario, lleva las firmas de  Margarita Meira, en su carácter de presidenta de la Asociación de Madres y el abogado Marcelo Cano, ambos con domicilio en Capital Federal.

Un caso aberrante


El caso avanzó, sin embargo, porque el padre biológico del chico se constituyó como querellante, lo que evitó que el hecho quedara, “como tantos otros en la provincia de Chubut, sin respuesta de la justicia y con una total impunidad para sus perpetradores, quienes en este caso, gracias al impulso de la Querella, recibieron una sentencia condenatoria el 2 de mayo de 2019”.


Según la reseña de la denuncia contra el fiscal, la madre de la víctima, “Bárbara de Cristófano,  fue condenada a 16 años de prisión por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por el vínculo en carácter de autora en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante por la situación de convivencia, en grado de partícipe primario, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado, por la situación de convivencia”.

Agrega la denuncia que el conviviente de la mujer, “Alejandro Morón, fue condenado a la pena de 14 años de prisión por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la situación de convivencia en carácter de autor en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por la situación de convivencia, en carácter de coautor”.


Tras esa cruda descripción de los hechos que derivaron en una condena,  los denunciantes reiteran que “de haber sido por la voluntad del fiscal Báez, todos estos delitos hubieran quedado en la total impunidad, lo cual significaría un gravísimo daño para el infante víctima de los aberrantes hechos que el Sr.Fiscal decidió intentar no esclarecer”.


El tema será ingresado en la sesión que el Consejo de la Magistratura iniciará este miércoles en la ciudad de Esquel, donde se debe conformar una comisión para resolver si la denuncia es admisible y, en caso afirmativo, dar inicio luego a un proceso de sumario sobre el fiscal; al final de ese camino, se deberá resolver si hay motivo para iniciar un juicio de destitución.