Un bebé de menos de dos años se encuentra internado en un Hospital de Santa Fe por presentar síndrome de abstinencia por consumo crónico de cocaína. Los especialistas creen que se trata de un caso traspasado por la leche materna.

El caso fue confirmado por el director del Hospital de Niños Orlando Alassia de esa ciudad, Osvaldo González Carrillo. Indicó que en los últimos días llegaron al centro asistencial dos bebés con cocaína en su organismo y que no están relacionados entre sí. Se trata de dos niños de un año y un mes y de casi dos años de edad.

En diálogo con La Radio de Uno, González Carrillo contó que “un chico de casi dos años ingresó con convulsiones”. Fue llevado al hospital por el tío. “Se lo trata, se le pide todo el laboratorio y se encuentra restos de cocaína en orina. El familiar que lo trajo se dio a la fuga”, afirmó.

Poco después, prosiguió el especialista, llegó la madre del pequeño y se lo llevó a su casa. “Por eso se hace la denuncia policial. Y es traído el sábado a la tarde donde queda internado”, comentó.

El niño permanece internado con un cuadro de síndrome de abstinencia. “Ese diagnóstico se da porque el consumo no es algo casual. Por eso es muy probable que sea a través de la leche materna”, indicó. Además, añadió: “Comenzar con drogas a tan corta edad ya nos da un futuro bastante incierto”.

Por otra parte, el profesional agregó: “El consumo crónico la verdad que es muy grave porque produce un retraso en el desarrollo, produce lesiones neurológicas, y estos cuadros de abstinencia que la verdad son bastante severos; aparte de que el chico convive en un medio ambiente que no lo favorece para su desarrollo tampoco”.

El especialista dijo que este tipo de casos no son habituales. “Con esta edad no es frecuente, pero lo que sí suele verse a veces en neonatología son las madres que consumen y por ahí el chico hace un síndrome de abstinencia”, apuntó.

Y explicó: “Nos llamó la atención que hayan sido dos chicos lactantes, porque generalmente lo que uno suele ver son chicos de 13 a 15 años, que puedan tener consumo de cocaína. Pero en un chico de un año y medio o dos años no es consumo del paciente, ingresa por otra vía”.

González Carrillo dijo que muchos casos de consumo se producen durante el embarazo. “Cuando la madre consume frecuentemente en el embarazo es mucho más probable que el chico cuando nazca haga un síndrome de abstinencia, y a veces pueden ser cuadros leves, graves y hasta llegar a un cuadro muy grave”, indicó.

Y afirmó: “El síndrome de abstinencia tiene una variante clínica muy importante, han fallecido pacientes por síndrome de abstinencia”, informó TN.