PIEDRA BUENA - Este viernes se cumple un mes del femicidio de Jesica Minaglia, la maestra de primaria oriunda de Rosario del Tala (Entre Ríos), pero que desde pequeña vivió en Comandante Luis Piedra Buena, Santa Cruz. A la docente de 31 años la mató su ex pareja, el cabo de policía Pablo Núñez. 

La mató por la espalda, entre las 19:30 el 14 de abril y las 08:00 del 15. Así lo afirma en la resolución de la jueza en lo Criminal de Puerto Santas Cruz, Noelia Ursino, cuando lo procesó con prisión preventiva el 4 de mayo, por “femicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía”.

En el documento consta además que el hombre intentó encubrir el femicidio. Pero no sólo no fue suficiente esa vez sino que ahora, el mismo día que se conoció que el cabo de policía quiere salir de la cárcel, los resultados de las muestras tomadas en el lugar del crimen le dieron otro revés.

La Opinión Austral pudo conocer ayer jueves, que la jueza Noelia Ursino recibió los resultados de las pruebas que restaban: los análisis de ADN en el Laboratorio Forense. Los estudios sobre las muestras levantadas en la escena del crimen (cabellos, sangre, entre otras) dieron compatibles con Pablo Núñez.

El policía, a través de su abogado, había apelado el procesamiento de la magistrada y el expediente llegó al Juzgado de Recursos. Es más que seguro que denegarán su pedido para ser excarcelado y quedará firme la medida judicial, esperando tras las rejas la elevación a juicio de la causa. Los elementos probatorios son contundentes.

Confirmaron que el policía Pablo Núñez fue el que mató a Jesica Minaglia