CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)  - La Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de la provincia de Entre Ríos confirmó este miércoles la condena a prisión perpetua impuesta a Nahir Galarza por el asesinato de su novio Fernando Pastorizzo, ocurrido el 29 de diciembre de 2017 en la ciudad de Gualeguaychú.

El Tribunal —presidido por Miguel Giorgio y compuesto además por los vocales Daniel Carubia y Claudia Mizawak— rechazó la "impugnación extraordinaria" presentada por la defensa de Galarza, en la que se solicitaba una anulación de la sentencia que pesa sobre la joven.

Así, Galarza seguirá cumpliendo en la Unidad Penal 6 Concepción Arenal, de Paraná, una pena de prisión perpetua, lo que implica 35 años de encarcelamiento.

Según publicó Clarín, tras este revés, la defensa de Galarza podría acudir a un "recurso extraordinario federal", que se regula por el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, y que llegaría a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Para los abogados querellantes, es difícil que el caso sea aceptado por la Corte Suprema de la Nación, por lo que, desde su punto de vista, con la resolución de este miércoles sería definitivo.

Los abogados de Galarza habían apelado, previo a llegar al Tribunal Superior de Justicia entrerriano, ante la Cámara de Casación Penal de Concordia que revisara el fallo del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú, donde el 3 de julio de 2018, la joven fue condenada a prisión perpetua por homicidio agravado por su relación de pareja con la víctima.

HOMICIDIO DE FERNANDO PASTORIZZO

El homicidio ocurrió el 29 de diciembre de 2017, a las 5.30. Pastorizzo, que tenía 20 años y mantenía una relación con Galarza, fue encontrado muerto en la calle con un tiro en la espalda y otro en el pecho. Estaba junto a su moto y había dos cascos a su lado.

Nahir Galarza, quien en ese momento tenía 19 años, manifestó primero que lo había visto por última vez la noche anterior, pero luego se fueron sumando pruebas que derivaron en que confesara el hecho. Asesorada por sus abogados, fue cambiando su versión para que el crimen quedara como "accidental".