EL CALAFATE (ADNSUR) - El magistrado consideró que el pedido para apartar del caso a la hija de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, no tenía fundamentos suficientes, por lo que decidió rechazar el planteo, según informaron los medios locales.

El rol de la fiscal Mercado generó controversias desde el inicio de la causa e incluso Juntos por el Cambio emitió un comunicado en el que, entre otras cuestiones, reclamó que no participe de la instrucción por su parentesco con la mandataria provincial y la ex jefa de Estado.

Por su parte, el abogado Carlos Muriete, que representa a la familia Zaeta, había solicitado formalmente que fuera apartada de la causa al coincidir con la oposición en que no es prudente que una familiar directa de la ex Presidenta forme parte del expediente teniendo en cuenta los antecedentes de Gutiérrez, que fue secretario de CFK y habló como arrepentido en la causa de los cuadernos, señaló Infobae.

La investigadora es hija de Alicia Kirchner y del fallecido dirigente político Armando “Bombón” Mercado. Por lo tanto, Cristina Kirchner es su tía y el diputado Máximo Kirchner, su primo.

La abogada, que siempre ha mantenido un perfil muy bajo, es fiscal de El Calafate desde hace más de 10 años. Fue nombrada durante el gobierno de Sergio Acevedo, quien había sido vice durante la gobernación de Néstor Kirchner.

En 2008 investigó una venta de terrenos en El Calafate a un precio fiscal de 7,5 pesos el metro cuadrado, que un año antes había hecho el entonces intendente Néstor Méndez a distintos funcionarios políticos, entre ellos Néstor Kirchner. Por el parentesco con los investigados, la oposición pidió el apartamiento de la causa de Mercado, pero el juez del caso lo rechazó. Es el mismo magistrado que hoy investiga el homicidio de Gutiérrez.

Tanto su esposo, Patricio Pereyra Arandía, como su hermana Romina Mercado, están procesados y elevados a juicio oral en la causa “Hotesur” junto a Cristina Kirchner, Máximo y Florencia. Romina era la presidente de “Hotesur” y Arandía integraba el directorio de la empresa, que manejaba los negocios hoteleros de los Kirchner.

Al mismo tiempo, la hermana también está procesada y elevada a juicio junto a Cristina, Máximo y Florencia en otra causa: “Los Sauces”. Ese era el nombre la compañía de la familia Kirchner que alquilaba propiedades. Las acusaciones que pesan en su contra son por lavado de dinero y asociación ilícita. Las causas están unificadas en el Tribunal Oral Federal 5 de Comodoro Py y todavía no tienen fecha de inicio de juicio.

Además de Zaeta, el caso por la muerte de Gutiérrez tiene otros tres imputados. La familia de la víctima cree que hubo un móvil económico detrás del hecho, vinculado a un negocio local que había realizado recientemente el ex funcionario.