PICO TRUNCADO (ADNSUR) - Un nuevo crimen en Pico Truncado generó consternación en la localidad, extendiéndose a lo largo de la región. Una mujer - Margarita Ainqueo - en estado de crisis y llanto, fue encontrada por los vecinos del barrio, quienes al notar que la mujer no reaccionaba ante las preguntas, llamaron a la Policía para pedirles que, de forma inmediata, se acercaran a la vivienda.

Esto fue alrededor de las 16:45 horas del domingo pasado. Personal de la División Comisaría Segunda que cumplía la guardia recibió el llamado de vecinos del barrio 45 Viviendas, ya que había un herido por una pelea con arma blanca. Cuando los efectivos arribaron al sitio, encontraron a la mujer (de más de 45 años) sentada en la vereda y en medio de un ataque de crisis y sollozos.

Al consultarle qué había sucedido, la mujer dijo que, momentos antes, su pareja se hallaba consumiendo bebidas alcohólicas con un amigo -de quien no aportó datos- y que los hombres se enredaron en una discusión que terminó en una agresión con arma blanca. En este caso, dijo que el amigo de su pareja lo había apuñalado en el pecho, provocándole una profunda herida.

La víctima es un hombre de 37 años llamado Lefin José. El hombre fue trasladado al Hospital Distrital de la localidad. La víctima fue hallada en el dormitorio, estaba tendida en la cama en posición decúbito dorsal, presentando una herida punzocortante en el pecho, cerca del corazón.

CONFESÓ EN LA COMISARÍA 

Ainqueo confesó haber apuñalado a Lefin ante la Policía, defendiéndose de los golpes del mismo, pero esto no tiene validez a nivel jurídico. Por ello, en la jornada de ayer el magistrado le tomó declaración indagatoria. Asimismo, previo a la misma, el magistrado dialogó con La Opinión Austral e indicó: “A nivel policial ya estaría medianamente esclarecido, de igual manera seguimos sumando algunas medidas de prueba”.

El magistrado planteó la posibilidad que pese a la gravedad del hecho de sangre, Ainqueo podría quedar en libertad debido al contexto de pandemia. “En Pico Truncado no tenemos espacio para alojar a la mujer, tenemos que ver si nos aprueban el trasladado a Caleta Olivia, sino vamos a ver qué podemos resolver”, hipotetizó sobre la posibilidad de enviar a la mujer a la Comisaría Cuarta de la ciudad de El Gorosito, dependencia que cuenta con un ala para mujeres detenidas, y el contexto de casos positivos en aumento en el norte de la provincia.

En paralelo, en la jornada de ayer se aguardaba por los resultados de la autopsia realizada en el cuerpo de Lefin, diligencia que se realizó en la Morgue Judicial de la ciudad de Caleta Olivia.

Los familiares y seres queridos de la víctima fatal dialogaron con La Opinión Austral. Uno de ellos fue Sergio Sosa, familiar de José, quien expresó: “Para mí, mi primo no murió, voy a recordarlo siempre y siempre voy a estar esperando que venga a tomar una cerveza, lamentablemente se había metido con esa mujer”, aseguró.

Lefin era un conocido mecánico de la ciudad y la noticia de su muerte conmocionó a todos los vecinos. Alberto Paredes es el cuñado de Ainqueo e indicó que: “Ella (por Margarita) es una mujer con depresión, hace unos años le mataron a su exmarido, con el que tuvo cuatro hijas”, dijo sobre la muerte de Víctor “Piky” Godoy, un hombre que fue asesinado en la previa del año nuevo de 2004 en una riña.

Fuentes investigativas indicaron que, al momento de su detención, Ainqueo tenía aliento etílico, por lo que se presume que tanto ella como Lefin se encontraban bajo los efectos del alcohol.