Jorge Federico G., de 59 años, vecino del country Ayres del Pilar fue detenido en octubre de 2020 por romper a golpes “de palo o martillo” el parabrisas del móvil del Servicio Penitenciario Federal (SPF) en el que era trasladado el empresario Lázaro Báez para cumplir con su arresto domiciliario, lo que fue impedido por la gente del lugar que repudiaba su presencia.

El hombre, registrado como empresario -negocios inmobiliarios e integra una firma a la venta de automotores- fue identificado por las imágenes que tomó con su celular otro vecino del country. Así, se emitió una orden para su arresto: la Policía Federal lo encontró en San Isidro. Fue liberado poco después.

Cuando la camioneta que trasladaba a Lázaro Báez intentó entrar en el country Ayres los vecinos lo impidieron. Hicieron sentadas, golpearon el móvil, cantaron y llevaron pancartas. El vidrio de la camioneta Mercedes Benz del SPF, “no se rompió porque es un vidrio antitrauma; si no, hubiese sido herido el chofer”, explicó una fuente del caso. Finalmente, Báez no pudo ingresar al country, volvió a la cárcel de Ezeiza y se encontró un nuevo domicilio que se mantuvo en secreto para no generar eventuales disturbios.

Estel lunes por la mañana, Jorge Federico G. fue condenado por el Tribunal Oral Federal N°4 de San Martín a resarcir al SPF con una multa de 24 mil pesos y 140 horas de servicio comunitario en una parroquia de Tigre, según el fallo al que accedió Infobae.

El delito imputado, de acuerdo al fallo firmado por el juez Matías Mancini, es el de daño agravado por haber sido ejecutado con el fin de impedir el libre ejercicio de la autoridad y por haberse afectado un bien de uso público, en concurso ideal con el delito de resistencia a la autoridad.

Tras el hecho, las autoridades del SPF presentaron una denuncia penal. La PFA analizó los videos del ataque, muchos de los cuales circularon por las redes sociales. Con uno de ellos se logró identificar a la persona que rompió el vidrio.

Con información de Infobae

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!