SARMIENTO (ADNSUR) - El Juez Roberto Casal emitió su fallo condenatorio contra Franco Martin Abadie (27) por ser hallado autor penalmente responsable del delito de evasión. El acusado se escapó del sector de celdas de la comisaría de Río Mayo en marzo del 2015. Estaba detenido, en cumplimiento de una pena unificada de nueve años de prision. Fue declarado reincidente y recibió una pena de seis meses de prisión.

En la sala de audiencias de la oficina judicial se desarrolló una audiencia de lectura de sentencia en el marco de un juicio oral y público contra Franco Abadie, acusado por la Fiscalía, por el delito de evasión. El acto judicial fue presidido por el juez Roberto Casal. El Ministerio Publico Fiscal, estuvo representado por la Fiscal Laura Castagno. El acusado, conto con  la defensa del abogado de la Defensa Publica, Miguel Moyano.

En la oportunidad, Casal explicó los fundamentos de su fallo. En este sentido, destacó que la comisaría de Río Mayo no es un lugar adecuado para alojar a una persona condenada a nueve años de prisión.

En este contexto, recordó que el día de los hechos contaba con una sola empleada policial, en avanzado estado de gravidez  que debía atender la guardia y cuidar al detenido al mismo tiempo.

Finalmente, el magistrado sostuvo que fue debidamente acreditada la autoría de Abadie, en el hecho endilgado por la parte acusadora.

En consecuencia, le impuso la pena de seis meses de prisión de cumplimiento efectivo y la declaración de reincidencia.  

LA FUGA

El hecho se registro el 3 de marzo del 2015, entre las 19:00 y las 20:15 , en el sector de celdas de la dependencia policial, ubicada en calle 25 de Mayo y Sarmiento, de la localidad de Río Mayo . En ese lugar se encontraba alojado Franco Martín Abadie, quien cumplía una condena de prisión por sentencia protocolizada  de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia.

Según los investigadores, el acusado rompió un candado e ingresó en una celda clausurada. Ese sector presentaba un boquete en una de  las paredes. Por ese boquete, el imputado  accedió a una sala contigua, que se utiliza como sala de visitas.

Luego, el recluso se dirigió a un pasillo y salto una puerta reja de tres metros de altura. Desde allí  accedió por una puerta al patio interno de la comisaría, y se evadió de la dependencia policial.

Finalmente, el prófugo fue  recapturado por personal policial, en la intersección de la calle Rafael de La Fuente y Pasaje Falucho.