COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Jorge Olivera fue baleado el 3 de enero de 2019 cuando estaba en su taller mecánico. Rodrigo Pedro Cesar Nieves es el único imputado. El pasado jueves se realizó la jornada de alegatos y el  viernes el Tribunal dictaminó su responsabilidad penal sobre el homicidio, conociéndose este lunes la pena dispuesta: 14 años de prisión, reconociendo como agravantes los motivos nimios que lo llevaron a delinquir y su gran desprecio por la vida ajena.

Rodrigo Nieves es penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. El hecho que se le imputa sucedió el 3 de enero de 2019 a las 20 hs aproximadamente, cuando Jorge Feliciano Olivera se encontraba en el taller mecánico sito en calle San Martín, intersección Las Rosas, junto a su hermano, otra persona y un cliente. Hasta el lugar arribó Rodrigo Pedro Cesar Nieves a bordo del rodado marca Peugeot 206, frenó afuera del taller, extrajo un arma de fuego por la ventana del conductor y con claras intenciones de dar muerte a Olivera realizó al menos tres disparos hacia el interior del predio.

Como consecuencia del ataque armado efectuado por Nieves, uno de los proyectiles impactó en la cabeza de Jorge Feliciano Olivera, provocando su fallecimiento el día 6 de enero de 2019, a las 03.30 hs., siendo la causa eficiente de muerte por “traumatismo contuso penetrante en cráneo producido por herida de arma de fuego”.

Audiencia de cesura

Este lunes por la mañana se concretó la audiencia de cesura de pena en el juicio por el homicidio del mecánico Jorge Olivera que tiene como responsable a Rodrigo Nieves. El fiscal solicitó se le aplique la pena de 15 años de prisión en base las circunstancias atenuantes y agravantes del caso; por su parte el defensor requirió el mínimo de pena establecido para el delito por el cual fue declarado penalmente responsable su pupilo, 10 años y 8 meses de prisión.

El tribunal de debate fue integrado por Mariel Suárez, Martín Cosmaro y presidido por Miguel Caviglia, jueces penales; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Adrián Cabral, subrogando a Camila Banfi, fiscales generales; en tanto que la defensa de Nieves fue ejercida por Roxana Cruz,  abogada particular del mismo.

El pasado viernes Nieves fue declarado penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, delito que tiene una pena de entre 10 años y 8 meses de prisión hasta 33 años. El fiscal consideró como circunstancias atenuantes la corta edad del imputado y su falta de antecedentes penales. Al mismo tiempo, plantea como agravantes los motivos nimios que lo llevaron a delinquir, fue una crónica de una muerte anunciada, ya lo había amenazado que lo iba a matar, demostrando un gran desprecio por la vida ajena. También como circunstancia agravante el fiscal mencionó el peligro generado hacia terceras personas, había tres personas más junto a la víctima en el momento del hecho. En base a todo lo cual solicitó se le aplique la pena de 15 años de prisión y se mantenga la prisión preventiva de Rodrigo Nieves hasta que la sentencia quede firme. Esto en base al peligro de fuga, la gravedad del hecho y la pena que se espera como resultado del procedimiento.

Por su parte la defensora se refirió a las condiciones personales de su pupilo, que es padre de familia con dos niños menores de edad. Solicitando el mínimo legal establecido para el delito, 10 años y 8 meses, ya que no posee antecedentes penales y tiene una mínima instrucción.

Finalmente el tribunal pasó a deliberar y luego de un cuarto intermedio resolvió por unanimidad condenar a Rodrigo Nieves a la pena de 14 años de prisión, valorando como agravantes los motivos nimios que lo llevaron a delinquir y su gran desprecio por la vida ajena. Como circunstancia atenuante consideraron su juventud y la carencia de antecedentes penales. Manteniendo la prisión preventiva de Nieves hasta que la sentencia quede firme.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!