BARILOCHE (ADNSUR) - Mariano Cordi fue condenado a prisión perpetua como autor penalmente responsable del femicidio de su expareja Valeria Coppa, ocurrido el 29 de enero por la tarde en la parte exterior de la Catedral. Así lo dispuso el tribunal integrado por los jueces Héctor Leguizamón Pondal, Marcelo Barrutia y Bernardo Campana.

Cordi escuchó la lectura de la sentencia en una sala custodiada por efectivos policiales. En el lugar también estuvo presente la madre de la víctima e integrantes de organizaciones sociales con carteles con la leyenda “Ni una menos”.

Los fiscales Betiana Cendón y Martín Lozada y la abogada de la querella Natalia Araya habían pedido prisión perpetua considerando que “la perspectiva de género quedó acreditada” y que el crimen fue premeditado.  El tribunal coincidió con este planteo y remarcó en el fallo que Cordi “decidió quitar la vida a una mujer por pretender ejercer su autonomía”, informó Diario Río Negro. 

Señaló también por testimonios de amigas de la víctima se acreditó que había “hostigamiento, maltrato e insultos y toda una situación de violencia hacia Valeria Coppa”.

El tribunal descartó el pedido del abogado defensor, Marcelo Ganuza, quien había solicitado 12 años por atenuantes ante la falta de antecedentes, el consumo problemático de drogas y que intentó suicidarse luego de asesinar a Coppa.

Para los jueces, el caso no contempla ninguna atenuación y señalaron que hubiera sido un motivo de atenuante que hubiese auxiliado a la víctima tras dispararle para evitar su deceso, que ocurrió 4 horas después de efectuar el ataque.  Incluso machacaron que Cordi huyó del lugar y “abandonó a la víctima a su suerte luego de haber efectuado el tiro que significó su agonía lenta y consecuentemente su muerte”.