Lorena Piedras fue asesinada el 10 de mayo 2019, cuando salió en defensa de su hija, quien discutía con su pareja, Samuel Alcalá. El hombre la mató de 17 puñaladas. Este viernes, el tribunal que llevó adelante el juicio por el femicidio, lo condenó a prisión perpetua.

Samuel Alberto Alcalá fue condenado hoy a prisión perpetua en un fallo unánime, tras ser considerado autor del femicidio de Lorena Piedra y por la tentativa de femicidio de la hija de ésta, quien a la fecha de los hechos tenía 15 años.

El fallo de los jueces Alejandro José Rosales, Gustavo Daniel Castro y Camilo Daniel Pérez, fue escuchado por el condenado de manera virtual, conectado vía remota desde la Alcaidía Policial de Comodoro Rivadavia.

El tribunal rechazó las nulidades interpuestas por los defensores públicos Gustavo Oyarzún y Marcelo Catalano, al tiempo que no hizo lugar al planteo de inconstitucionalidad que formularon oportunamente los profesionales encargados de la defensa técnica de Alcalá.

Los jueces lo declararon en forma unánime responsable del crimen. Foto: MPF
Los jueces lo declararon en forma unánime responsable del crimen. Foto: MPF

La sentencia se logró tras una investigación penal que señaló a Alcalá como la única persona vinculada con la muerte de Lorena Piedra y el ataque a la hija ésta, una menor de 15 años que logró escapar del agresor tras recibir una puñalada en su espalda. 

El hecho ocurrió el 10 de mayo de 2019 en un departamento ubicado en un complejo del barrio Parque Patagonia de Sarmiento y según se ventiló en el juicio, la víctima y el victimario tenían una relación de pareja de más de 7 años y una hija pequeña en común.

Los jueces lo declararon autor responsable del delito de homicidio doblemente agravado, por la relación de pareja con convivencia, y por mediar violencia de género (femicidio), en concurso real con tentativa de homicidio agravado por haber sido cometido por violencia de género.

También ordenaron el mantenimiento de la prisión preventiva del condenado hasta tanto la sentencia quede firme y se remitió copia de la resolución a la Procuración General con el fin de que se investigue si en este caso se produjeron omisiones durante la etapa de investigación.

El femicidio de Lorena Piedras

El 10 de mayo de 2019, Samuel Alcalá se encontraba junto a su pareja Lorena Piedras, y su hija de dieciséis años. El grupo familiar residía en un complejo de departamentos ubicado en el barrio "Parque Patagonia".

Según los investigadores, ese viernes a las 20:15, la adolescente comenzó a discutir con su padrastro, Samuel Alcalá. En este contexto, Lorena Piedras defendió a su hija.  Ante ello, la reacción del acusado fue golpear a la menor, pero  mantuvo la posición de defender de su hija.

La respuesta de Alcalá fue tomar un arma blanca y apuñalar a la mujer. Asimismo, se informó que la adolescente fue agredida nuevamente por el acusado. Finalmente, la menor logró escapar de su casa. Al salir al exterior de la vivienda, pidió auxilio a sus vecinos y a un móvil policial que pasaba por el lugar.