ESQUEL (ADNSUR) – Este fin de semana se llevó a cabo una nueva ocupación en el Parque Nacional Los Alerces, sede de una actual reivindicación de territorio por parte de una comunidad mapuche denominada Pailako Lof en un predio cercano a la Villa Futalaufquen.

En esta oportunidad, se instalaron en la Seccional de Guardaparques denominada "El Maitenal", debido a que entienden que está dentro del territorio "Pailako". La ocupación fue informada por la misma comunidad en sus redes a través de una nota: "Desde el territorio recuperado a Parques Nacionales, comunicamos a la sociedad en general que hemos ocupado de forma permanente la seccional "El Maitenal. Ante las intenciones de *P.N* de querer ubicar un nuevo Guardaparques en este lugar, manifestamos que está vivienda se encuentra dentro del territorio de *PAILAKO*”, señalaron.

Por otra parte, indicaron que “damos a conocer que el día de ayer sábado 5/12/20, un helicóptero de gendarmería sobrevoló el lof varias veces a baja altura sobre las rukas y se pudieron observar dos personas: una filmando y otra apuntando con un arma, con la puerta abierta del helicóptero”.

Y agregaron que “Bajo este contexto de hostigamiento tanto en lo judicial como en lo territorial, reafirmamos nuestra convicción de permanecer en el territorio convencidos de que este es el camino hacia una práctica plena de nuestra cosmovisión, continuaremos el legado ancestral de nuestros pu kuifikecheyem, hacia la defensa del wallmapu y de la liberacion nos encaminamos. No pasaran!

En este marco, el Sindicato de Guardaparques Nacional confirmó el hecho. “Se encuentra distante en línea recta casi un kilómetro al área que originalmente fuera tomada por la fuerza y, como lo advertimos hace varios meses, los intrusos están avanzando en la ocupación del parque nacional desobedeciendo la orden de no innovar dictada por la Justicia Federal”, explicaron.  Y destacaron que el intendente del parque, Gustavo Machado "se excusó de hacer declaraciones", mientras dieron su versión de la tensión que atraviesan con los ocupantes de ese territorio relatando que hace tres meses en recorrida de rutina dos guardaparques sufrieron ataque con piedras por parte de encapuchados.

 Asimismo, marcan – según indica EQS Notas-  que hicieron un pedido a las autoridades judiciales a fin de que “identifiquen y juzguen a los autores e instamos, una vez más, al Directorio de Parques para que, en cumplimiento de sus obligaciones, se constituya como querellante en la causa por usurpación”. “Exigimos la restitución del bien a través de los medios democráticos legales así como la tranquilidad para trabajar en el área sin sufrir las constantes provocaciones y agresiones que el personal de Guardaparques no ha generado ni respondido”, señalaron.