Ricardo Malerba, el comprador oriundo de la Comarca alertó sobre la estafa que vivió con la empresa Crucero Express. 

Él hizo la compra de un teléfono marca Iphone en una agencia oficial en Córdoba. Su hija lo retiró del local, lo embaló y lo mandó por la empresa Crucero Express. 

 Sin embargo, a la hora de recibir el paquete en la oficina de la empresa en la Terminal de Ómnibus, decidió abrirlo ante los ojos de los empleados porque notaba que la caja estaba cortada y con una cinta que no era la original. 

Compró un Iphone y le enviaron una abrochadora: "Me robó la empresa y se van a arrepentir"

 Cuando la abrió, se encontró con una abrochadora. Ricardo agradeció el acompañamiento de la empleada de Crucero Express, que lo hizo firmar la entrega en disconformidad. 

 Además, comentó que trató de comunicarse con la empresa a través de Facebook, la cual le respondió que solucionarían su problema en 30 días. No obstante, dejó de recibir respuestas. 

 Quiso llamar a un 0800 que figura en la página de Crucero, pero el contestador le da que no es válido. 

 Ricardo hizo la denuncia correspondiente en la Comisaría Seccional 1° de Esquel y en Defensa del Consumidor. Dejó constancia de que: "la empresa me lo robó y se van a arrepentir porque voy a llegar hasta lo último". 

  Fuente: Redacción Red 43