La modalidad de ciberestafa es un delito en claro ascenso. En esta oportunidad, un vecino de Trelew fue de la partida.

El engaño sucedió hace dos meses pero recién ahora sale a la luz. Resulta que en julio un hombre que reside en la ciudad valletana compró por Facebook un parabrisas para su motorhome en Capital Federal. Una vez que cerró la compra con el vendedor, hizo el depósito del dinero a una cuenta bancaria y cuando envío a una persona de su entorno a buscar el producto, se llevó la amarga noticia: el supuesto punto de venta era una casa de repuestos abandonada, que había cerrado hacía tiempo.

Cuando quiso comunicarse con la persona que le vendió el parabrisas descubrió que había sido “bloqueado”, según consignó Radio 3. El hombre presentó en las últimas horas la denuncia en una comisaría de Trelew para dar cuenta del “ciberdelito” y señaló que había sido estafado en más de 45.000 pesos.

Según manifestó, el perfil del estafador en la red social sigue abierto. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!