Un vecinos del barrio Quirno Costa decidió llamar a la Policía luego de que encontrara en el patio de su casa, una gran cantidad de botellas de alcohol y otros elementos robados. No dudó en pensar que fue su hermano y entregó la mercadería a la policía.

El miércoles alrededor de las 13:30 horas, el hombre llegó a su casas ubicada en la calle 10 de Noviembre luego de una jornada laboral, cuando se dirigió al patio trasero se encontró con una gran sorpresa: en el lugar había una importante cantidad de botellas de bebidas alcohólicas y otros elementos que no eran de su propiedad.

Rápidamente relacionó a su hermano con un robo que se había enterado que había ocurrido en el barrio en horas de la mañana, por lo que el hombre de 30 años decidió llamar a la Policía para entregar las botellas y los otros elementos que se encontraban en su propiedad ya que suponía que habían sido robados.  

Entre las botellas que entregó había vodka, fernet, vinos de reconocidas marcas y algunos comestibles como chimichurris, sales, quesos y otros alimentos, según publica Crónica.