Este jueves por la tarde, cerca de las 18:40 horas ingresa detenido un hombre mayor de edad, por el delito de "hurto y violencia familiar". Minutos antes, una mujer se presentó a la comisaría llorando, manifestando que el sujeto le había arrebatado el celular entre la intersección de las avenidas Estados Unidos y Kennedy, resultó ser su ex pareja.

En esa ubicación, la mujer había pactado la entrega de productos a una clienta que había contactado por redes sociales, y en ese momento apareció su ex pareja (el detenido), acompañado de la mujer (la supuesta clienta), y se le aproximó a la denunciante, recriminándole que no le dejaba ver a sus hijos.

En ese momento, la damnificada saca el celular para llamar a la policía, y el hombre se lo saca.

Rápidamente comenzó a llorar, pidiendo ayuda, y entró a un local donde un señor se ofreció a acercarla hasta esta comisaria. La ex pareja la siguió en un remis e ingresó detrás suyo a la dependencia policial y allí manifiesta que ella no lo deja ver a los hijos.

 Ante la discusión entre ambos y el pedido de ayuda de la mujer, se procedió a la detención del hombre, quien tenía en su poder dos celulares marca Motorola.

Tomó intervención  la Comisaría de la  Mujer, el  Ministerio Público Fiscal y la Oficina Judicial, disponiéndose que el acusado quede alojado en calidad de detenido hasta realizarse la audiencia de control de detención mañana viernes con horario a confirmar.