COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este lunes un trabajador dejó encendido su vehículo mientras se bajaba a entregar mercadería a una librería, y un delincuente aprovechó esos minutos sin vigilancia para llevárselo.

Ocurrió sobre las 12:45 de la tarde en una librería de la avenida Kennedy al 3100. Apenas ingresó el repartidor al local, vio su vehículo "salor arando", según reseña Con Sello Comodorense.

El sujeto que se subió a la Fiat Fiorino chocó a otro auto y se dirigió al Barrio 30 de Octubre. Como la Fiorino no se detuvo tras el impacto, el conductor del vehículo chocado lo siguió, discutió con el delincuente y lo vio ingresar a un edificio de "las 1008".

El repartidor alertó a la policía de la Seccional Quinta que inició un rastrillaje que concluyó en el Barrio 30 de Octubre.

Simultáneamente, la policía recibe la denuncia del conductor de un VW Gol, que indicaba que una Fiat Fiorino color roja lo había colisionado a la salida de la librería de Kennedy y Patricios, y que había seguido al rodado hasta el sector 8 de las 1008 Viviendas.

El hombre chocado aseguró que discutió con el sujeto de la Fiorino y después este se metió a uno de los edificios del complejo habitacional, mencionando que parecía estar "completamente borracho o drogado".

Según indica Con Sello Patagónico, las autoridades judiciales dispusieron la restitución de la Fiat Fiorino y un recorrido fotográfico por parte del testigo, con personal de la División Policial de Investigaciones. Mientras que el personal de Criminalística levantó los rastros dactilares para el cotejo y poder identificar al sospechoso del robo de la Fiorino.