La Justicia de Comodoro Rivadavia dispuso una medida cautelar en las últimas horas con el fin de resguardar a una mujer adulta que sufría violencia por parte de su pareja. A partir de la iniciativa, el hombre no podrá acercarse pero tampoco comunicarse telefónicamente con la víctima.

La jueza de Familia de Comodoro Rivadavia, Guillermina Sosa, dictó una medida cautelar de especial protección sobre una mujer adulta mayor  que contempla la exclusión de hogar de su  pareja, único conviviente de la víctima que debió ser internada por  signos de maltrato.

Según dispone la medida, el agresor no podrá tomar contacto bajo ninguna circunstancia con la víctima, ya sea en el domicilio del cual fue excluido, o cualquier otro lugar donde la víctima desarrolle su actividad laboral, estudio u otro, donde la denunciante se pudiera encontrar.

La prohibición de acercamiento rige también para los llamados telefónicos o mediante el uso de las distintas tecnologías, redes sociales, virtuales y demás formas de hostigamiento.


Asimismo, en el marco de la intervención de la Justicia en el caso  ante la situación de vulnerabilidad, se ordenaron también medidas de protección y acompañamiento respecto de la víctima, así como la intervención y asistencia de la misma por parte de la Dirección de Adultos Mayores.

Y también se ordenó que un equipo Técnico Interdisciplinario evalúe el contexto de violencia de género y la posibilidad de recurrir a organismos de protección de derechos a efectos de sugerir todo tipo de medidas protectorias que resulten adecuadas, como así también para que evalúen  si la víctima puede asistir a las audiencias de avenimiento y/o mediación junto al victimario o si deben celebrarse por separado.

Finalmente, la magistrada encomendó la articulación con bromatología municipal y organismos afines, para que se adopten las medidas oportunas necesarias para que se restablezca la dignidad y el trato a las personas no humanas, en el caso, canes y/o felinos que se hallaban en condiciones insalubres o abandono en dicho domicilio.