Este sábado, pasadas las 3 de la madrugada, un conductor perdió el control de su vehículo y chocó contra otro rodado que permanecía estacionado sobre avenida Rivadavia.

Personal policial de la Seccional primera intervino en el lugar del accidente. De forma protocolar, se le realizó el test de alcoholemia al hombre que conducía el auto Ford Fiesta.

Allí se observó que estaba borracho y tenía un 2.37 g/l de alcohol en sangre.

Bajo ese marco, se secuestro el vehículo y se labró un acta de infracción por el hecho. El rodado quedó a disposición del Juez de Faltas.