El último sábado, agentes policiales trabajaron en la vivienda ubicada en calle Huergo al 4500 junto a integrantes de Criminalística, donde encontraron muerta una mujer de 81 años, víctima de un homicidio. 

Al arribar al lugar, cerca de las 11 horas, se encontraron con mucho desorden de muebles en la vivienda, y el cuerpo de la mujer estaba en el piso con sus manos atadas en la espalda, amordazada y una campera cubriendo su cabeza.

El jefe de la Policía del Chubut,  Miguel Gómez, señaló en torno el crimen, que  el personal policial constató que la mujer estaba fallecida dentro de su vivienda y maniatada.  Por el hecho, fueron detenidas dos personas sospechosas pero ya fueron liberadas.

 "Al poco tiempo de la intervención policial primaria, se demoró a dos personas que son inquilinos que tenían diferencias con la dueña del inmueble", detalló. 

Sin embargo, este domingo informaron que ambos fueron liberados ya que "no hay elementos para establecer su culpabilidad". "Hasta el día de hoy, se pudo determinar el modo en el que la mujer perdió la vida y se está buscando a una tercera persona que tendría una participación principal en el homicidio", sostuvo el comisario.

Y agregó: "A la mujer - identificada como María Ojeda - le quitaron la vida por asfixia porque tenía un cordón en el cuello”, explicó Gómez n Radio Chubut.