El Tribunal Oral en lo Penal condenó a Cristian Díaz Vargas a prisión perpetua por el femicidio de su prima Julia Mansilla ocurrido  el 1 de octubre de 2020 en Coyhaique, Chile.  El hombre de 42 años era oriundo de Comodoro Rivadavia. 

El fiscal Luis Contreras reconoció durante el juicio que es uno de los casos más escalofriantes que han estremecido a la comunidad de Coyhaique.  Cristian Díaz Vargas fue declarado penalmente responsable como autor del delito de violación y femicidio de su prima, Julia Mansilla de 21 años.

El acusado llegó durante 2020 a vivir en la casa de la madre de la víctima, quien tiene discapacidad mental y también hipoacusia, al igual que el padre que es sordomudo. El 1° de octubre del 2020, en horas de la madrugada, Julia Aluen Mansilla Vargas,  fue violada y cruelmente asesinada por su primo Cristian en la casa de sus padres.

El cuerpo de Julia - según la autopsia -  presentaba 72 lesiones cortopunzantes en distintas partes de su cuerpo, además de decenas de golpes, sin embargo la defensa descartó que se trate de un acto de misoginia.

La casa donde fue asesinada Julia Mansilla. Foto: FM Revelación.
La casa donde fue asesinada Julia Mansilla. Foto: FM Revelación.

El grado de violencia llamó la atención de la fiscalía: "Son lesiones que no solamente están destinadas a matar sino que están orientadas a dejar un mensaje de odio y menosprecio acerca de la calidad de mujer de la víctima. Tiene lesiones en su cara que no son usuales en este tipo de hecho y que forman parte de esa violencia expresiva. Él fijó un collar en el cuello de la víctima con heridas cortopunzantes, es un hecho escalofriante, aterrador", explicó el fiscal Contreras.

Durante el juicio el acusado manifestó arrepentimiento y aseguró que "no sabe qué pasó, reconoce los hechos, el hecho basal, pero no sabe qué lo llevó a eso, incluso tratamos de averiguar sobre un eventual episodio crepuscular", señaló el defensor, Ricardo Flores.

Desde organizaciones feministas repudiaron la versión de la defensa de una relación sexual consentida planteada en su momento por la defensa.  "Como mujeres organizadas y conscientes no podemos ni queremos seguir permitiendo que todo esto siga sucediendo, cada día nos violan, nos maltratan, nos abusan, nos acosan, nos matan. No le creemos ni le creeremos jamás a un sicópata femicida, quien luego de quitarte la vida con 72 puñaladas con una violencia desgarradora y habiendo señales de violencia sexual, apela falsamente a una relación sexual consentida".

Finalmente, el tribunal lo condenó a prisión perpetua por el brutal crimen de su prima de tan solo 21 años en uno de los casos de mayor violencia registrados en la localidad chilena.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!