Rivarola advirtió que esto "no es un hecho aislado" y "se nota un crecimiento de estas denuncias". En otro orden, describió también cómo se dan las estafas a través de claves bancarias y la forma en que esto genera demandas civiles de usuarios estafados, que deben afrontar deudas de créditos pre acordados por los bancos -de hasta 1 millón de pesos- que se llevan los estafadores.

La reciente investigación promovida por la organización Luz de infancia, surgió desde Brasil e involucró a varias provincias argentinas, lo que derivó en allanamientos en Chubut y la detención de un hombre de la ciudad de Trelew. 

Este tipo de delitos, previsto en el artículo 128 del Código Penal, penaliza la tenencia y distribución de material que involucra a menores de edad en situaciones de sexo explícito, prevé penas de entre 4 y 8 años de prisión. Por ahora cumple una prisión preventiva por 60 días. El agravante está dado porque en la gran cantidad de imágenes secuestradas se involucra a menores de 13 años, según precisó el fiscal Rivarola. 

“Hay más de 1.000 imágenes descargadas de indudable contenido de explotación o abuso sexual infantil, de niños y niñas muy pequeños, partiendo desde 3 ó 4 años y un límite superior que no supera los 10 u 11 años, en la mayoría del material secuestrado”, describió.

¿Se trata de un hecho aislado, o está presente con mayor frecuencia, este tipo de perversión en la sociedad de hoy?

”Lamentablemente tengo que informar que no es un hecho aislado y lamentablemente también, en los últimos tiempos en la unidad especializada, que no ha cumplido el año desde su creación, notamos un sensible incremento de reportes en este tipo situación. Cada mes notamos cómo la cantidad de casos iniciados bajo esta calificación legal van aumentando. Es un reflejo de lo que ocurre a nivel nacional e internacional, con un sensible incremento durante el año de la pandemia y en nuestra provincia se ve reflejado esto”.

Además del tráfico y la descarga de imágenes, ¿hay realización de las mismas en la provincia? Si la respuesta fuera positiva, implicaría delitos aún más graves, ya que se trata de los abusos sexuales y explotación a menores de edad. Sobre éste tema y otros alcances de la normativa, respondió el fiscal durante esta entrevista exclusiva con ADNSUR TV.

Cómo hacer frente a los cibercrímenes más usuales en Chubut

Estafas bancarias con créditos pre acordados de hasta 1 millón de pesos

Otro de los hechos que investiga la unidad a cargo del fiscal Rivarola se vincula a las estafas a través de claves bancarias, donde los clientes sorprendidos en su buena fe se encuentran con un doble problema: el robo de dinero de su cuenta, pero además la contracción de una deuda bancaria que en algunos casos ha llegado hasta el millón de pesos, por la modalidad de “créditos pre acordados” que son adjudicados por los bancos.

“En pocos segundos pueden vaciar nuestra cuenta, pero además si el banco tiene préstamos por sistema de homebanking, los estafadores generan ese crédito y se llevan también ese dinero. Hemos tenido una gran cantidad de estos hechos”, precisó. 

¿Cómo es la modalidad usada por los hackers? ¿Qué trucos pueden usar para que la persona, desprevenida, entregue sus claves bancarias? ¿Y cómo se resuelve la disputa posterior, en la que el banco reclama al cliente estafado, el pago de la deuda generada por el préstamo que se llevó el hacker? 

“Cuando acceden al manejo de la cuenta, se llevan los fondos y además el préstamo –explicó el fiscal-. Nunca debe cederse la clave y usuario, bajo ningún tipo de excusa, porque ningún banco requiere estos datos para ningún trámite. Después se abren instancias de reclamos civiles, donde el cliente busca que el banco no le exija el pago del préstamo que él no tomó, pero que le sustrajeron de su cuenta al haber cedido sus datos”.